Amor. Justo como en la Radio

Casi siempre que puedo veo el programa “Días de cine” de TVE2, y ,aunque ya no es como cuando lo presentaba mi amadísimo Antonio Gasset, lo recuerdo siempre porque me suele traer a la memoria una de sus frases más contundentes “para ir al cine con esta cartelera hay que tener coeficiente intelectual negativo”.

La semana pasada me llamaron la atención los comentarios sobre la película interpretada por Annette Bening Film Stars Don´t Die in Liverpool (Las estrellas de cine no se mueren en Liverpool) , los ríos de tinta que han corrido sobre el tema y su eslogan de mayor impacto. “Amor, Justo como en las películas”. Y por las escenas que pasaron se ve que hay mucho glamour con modelos pastel y mucho “flou artístico”. Y es que Hollywood vende lo que cae en sus manos sin reparos difuminando la realidad que haga falta.

Inevitablemente y sin pretenderlo me vino a la mente la historia de amor que conozco, anterior a la de la diva, que no tiene el glamour de Hollywood pero si el de la Radio, cuyo máximo esplendor reside en las voces de los protagonistas. Esas voces inolvidables de Juana Ginzo y Luis Rodríguez Olivares.

Cómo no pensar en ellos!! Es una historia similar, con la ventaja de que la suya acaba bien: aún siguen juntos.

Fue posible que se amaran al margen de lo que dijera el mundo y, tal vez, eso le resta glamour a su historia para ser película, porque la han hecho cotidiana, sin tapujos. Sin tragedias.

Ya lo he contado más veces pero conocer a Juana Ginzo, hablar con ella tres días durante horas supuso un antes y un después en mi forma de ver la vida y mi mentalidad. Aunque la conocí en 1995 sabía de su existencia desde hacía muchos años porque, sin haber escuchado culebrones en la radio y mi madre tampoco, era inevitable saber de la existencia de Ama Rosa y su voz protagonista y, sobre todo, porque mi marido la admiraba y admira muchísimo, tanto que llegó a formar parte de nuestras conversaciones cuando la veíamos en algunas escenas de cine español.

Llegó a interesarme mucho su vida como modelo de pensamiento y coherencia, sobre todo desde que la vi en un programa de TVE2 donde ella aparecía sentada en un sillón tipo Emmanuelle y la presentadora, ni recuerdo quien era porque Juana llenaba la pantalla por completo con su físico, gestualidad y voz, le hacía el siguiente comentario “tu marido es más joven que tú y hay muchas mujeres jóvenes y guapas… no temes que te sea infiel?” a lo que Juana, sin inmutarse y con su característica rapidez mental, respondió “y tú? no tienes miedo que te sea infiel? hay muchas mujeres más jóvenes y guapas”. Se notó en la reacción de la presentadora que le había dado en toda la linea de flotación. Juana al sentir su desconcierto se apiadó y trató de explicar de manera menos incisiva y directa el papel del amor, la edad y todos esos tópicos con los que navegamos cada día y nos encorsetan haciéndonos infelices.

La imagino toda su vida teniendo que explicar como es posible una relación donde la mujer es mayor que el marido y blablabla. Y supongo que Luis también, pero a las mujeres se nos ataca más. Nadie cuestiona la situación al revés.

Y es que estamos hablando de antes de los setenta y esa pareja era algo inaudito incluso en personas públicas! Juana Ginzo es mucha Juana y Luis Rodríguez Olivares no se queda atrás.

Mucho antes la primera entrevista que vi de Juana fue en una revista femenina, recién salida al mercado, Dunia , y que compré en un quiosco para que me tapara porque, al parecer, iba con una camisa que levantaba a mi paso todo tipo de comentarios masculinos obscenos, lo que me hizo sentir totalmente atrapada, así que camine con la revista cubriendome y los brazo cruzados hasta llegar a casa, harta del mundo!.

Cuando la ojeé vi la entrevista con Juana Ginzo que despertó mi total admiración por sus respuestas rompedoras con el modelo social que vivíamos, sin llegar a imaginar jamás que iba a conocer en persona a alguien así. Ni a ella ni a Luis. Más de 25 años después estuve con unos amigos muy queridos en su casa de Madrid comiendo y fue una jornada inolvidable en la que ambos cocinaron para todos.

Podríamos haber permanecido allí sin sentido del tiempo. Por suerte Juana, sin contemplaciones, nos dijo, “se acabó la tertulia, que ahora tenemos que prepararnos para ir a la entrega de los Goya”, lo que le agradecí en el alma porque, desde nuestra “pazguatez”, no sabíamos como despedirnos, ni como hacer nada. Solo sabíamos estar disfrutando como en una nube de estar en su casa, hablando con ellos.

Como imaginar que iban a formar parte de mi vida aunque estén a cientos de kilómetros!

A día de hoy mantengo el contacto con ellos a través de Luis porque Juana, aunque se acuerda en parte de habernos conocido, a estas alturas sus intereses están puestos en otras cuestiones. Pero gracias a Luis seguimos profundizando el conocimiento de nuestra manera de pensar y ver el mundo.

Y esto viene a que dos famosos españoles han tenido una historia de amor desde los años sesenta como la de Grahame y Turner en los años setenta, pero sin tragedia. Ellos también han contado su experiencia y siguen conviviendo ajenos a las desdichas hollywodienses que tanta seducción proporciona al cine.

Gracias amigos. Un abrazo de corazón, sin medida!

Anuncios

Mononeuronas al poder

Imposible dejar pasar y no hacerse eco de este artículo después de la propagando que ayer se hizo desde los domesticados medios de comunicación,  con diferente pelaje ideológico (aunque es muy reducido el espectro) al responsable del foro más infame de la net, al que planeta le publicó un libro firmado por él.  Unas entrevistas frívolas,  dando cancha a las justificaciones de la existencia del foro,  sin  animo de entrar en profundidad en la realidad de esa basura misógina de la que presume. Igual la razón es que tampoco el cerebro del tipo, visto frente a frente,  da para mucho más y por eso dudo, dada la escasa terminología que usa y su vocabulario reducido, que haya escrito nada que merezca la pena figurar en un libro excepto quel detrás de él esté una mente machista ensalzada por el sistema  de un reverte de turno que se identifica plenamente con la mononeurona del maromo. Gracias , una vez más, Barbijaputa

Escribir sin pensar

Dice Gonzalo M. Tavares que él no es capaz de pensar una cosa de antemano sobre la que escribir, sino que escribe según va pensando. Y me siento identificada con esas palabras porque a veces voy en el coche y me digo.. voy a escribir sobre equis tema que llamó mi atención, pero se me amontonan los equis tema y decido que no escribo nada sobre nada. Y menos sobre la política actual en la que, inevitablemente, estamos enlodados hasta el cuello. Me llega la imagen de Omaira la niña de Armero … y acabaremos como ella, porque nadie hace nada para evitar este lodo que nos sumerge hasta ahogarnos.

Así que si me siento delante de la pantalla y mis dedos no se mueven casi con vida propia sobre las teclas, cierro y hasta otro momento. Hay un bloqueo que me paraliza no solo las manos sino la neurona esa que flota en mi cerebro, algo solitaria últimamente.

Y en el día a día pasan cosas que me hacen pensar   que este gobierno no es una casualidad ni una maldición como plaga de Egipto. En el entorno encuentros las claves.

Una compañera catalana y de ideología independentista -con un marido fascista de clara tradición paternofranquista que dice unas barbaridades que yo no me atrevería a comentar a nadie, además de unos amigos en la línea de su marido- me dice  ahora que ella en realidad nunca fue muy partidaria del independentismo, su familia si, pero ella “casi nada”… que lo que pasa es que está contra las políticas de este gobierno.

Hace poco, durante las horas más álgidas del process,  me decía que encontraba un puntito sexy a Puigdemont,  en cambio ahora le parece que, en realidad, no solo no lo es, sino que hay que pedirle explicaciones por algunas de sus “actividades” en la línea de fechorías. Tampoco le parece creíble que el estado sea capaz de matar para conseguir sus objetivos, sean éstos lo despreciables que sean, como por ejemplo en el caso del atentado de Barcelona y el iman de Ripoll.

El terrorismo de estado lo  vemos cada día en cada país. Nos lo muestran las películas de uso común como “En el nombre del Padre” de Jim Sheridan, “Agenda Oculta “ de Loach, muy conocidas por el público general y otras películas italianas y alemanas de los setenta y ochenta que se han distribuido menos pero con un contenido que continúa vigente. Pero no se trata de hacer una lista exhaustiva sino de que  esto es lo que nos muestran desde el cine, sin cortarse nada, por no hablar de la realidad de las guerras y los crímenes de estado de Israel, Burkina Faso (asesinato de Sankara), Siria, Libia…… y algunas otras que aparecen en la prensa y forman parte de una cultura general básica.

Pero ya se sabe que la incapacidad para relacionar lo que vemos y sabemos es el origen del subdesarrollo como afirmaba mi admirado Titón.

He vivido más realidades cercanas delatoras de que este  abuso de poder que padecemos, prensa, policía, jueces y gobierno  trabajando de manera conjunta,  no es una casualidad caída del cielo. Han logrado domesticarnos y alcanzar sus objetivos: el silencio, el temor  hasta a decir buenos días demasiado alto, por si se contradice con la información oficial.

No es que cada día este país se parezca cada vez más al franquismo, es que hace más de seis años que es franquismo sin tapujos.

La dictadura está servida, señores. Y no es que no la viéramos venir!.

“Dogmachismo” — AUTOPSIA

No es cuestión de dogmatismo, sino de “dogmachismo”, es decir, de “proposiciones tenidas como ciertas y como principios innegables” construidos por el machismo, o lo que es lo mismo, al amparo de la normalidad de una cultura levantada sobre las referencias de los hombres y, por tanto, comunes a todos ellos. Por eso la defensa […]

a través de “Dogmachismo” — AUTOPSIA

Madres asesinas y buenos padres que matan

De imprescindible lectura ante una realidad que cada día nos deja sin palabras

AUTOPSIA

Entre los hechos y la realidad está el significado, que es lo que permanece y da sentido a la historia de cada día. Los acontecimientos sólo son la inspiración para redactar el relato, las referencias necesarias que permiten escribir el tiempo con continuidad y sin sobresaltos que rompan el sentido de lo vivido hasta el presente y el mañana esperado.

Y esta situación que se observa en la forma de escribir la historia sobre el pasado y transmitirla, de manera especial a la hora de interpretar los conflictos, guerras, victorias y derrotas, sucede cada día en aquellos hechos que de una manera u otra tienen impacto directo en la forma de organizarnos y relacionarnos sobre las ideas, valores, creencias, mitos… que se han adoptado y considerado adecuadas para convivir.

Es lo que sucede con a violencia de género, una violencia estructural que surge de la propia “normalidad” que la cultura…

Ver la entrada original 1.290 palabras más

El día de la langosta

Llevo desde el fin de semana petrificada. Más de lo habitual.

El viernes la policía detuvo a un tipo al que, sin la menor duda, se le puede aplicar lo de excusatio non petita acusatio manifiesta…porque el día anterior se paseó por los medios hablando de su relación con la gijonesa desaparecida en la villa de Navia, ofreciendo información que pretendía derivar las pesquisas hacia otro lado. También nunca mejor dicho lo de “la policía no es tonta” y, tras la entrevista que pretendía ser exculpatoria, el viernes lo detuvieron. Ayer lunes reconoció su crimen. El tipo no creo que pase del metro sesenta centímetros de altura pero su chulería no tiene medida.

Cuando suceden estas barbaridades suelo dejar un espacio antes de condenar al sospechoso de turno mientras, a mi alrededor, el viernes escuché todo tipo de calificativos desorbitados y reacciones violentas para el supuesto agresor que, ciertamente, resultó ser el asesino. Si las pruebas lo confirman. Yo planteé la posibilidad de esperar un poco antes de condenarlo, pero me miraron muy mal todas mis compañeras. Y es que hay cierta alteración porque en el entorno inmediato hay aún dos mujeres desaparecidas y con toda la pinta de no serlo voluntariamente, así que la crispación es alta.

A esto añadimos el niño de Almería que, tras doce días de incertidumbre, ha aparecido asesinado por la novia de su padre. Joven, negra y extranjera…. para que queremos más!. Las redes se han convertido en un hervidero de gentuza.

Gentuza que cree que reaccionando así, pidiendo venganza porque su indignación es la más mejor que la de nadie, nunca dudaremos de ellos, siempre consideraremos su comportamiento ejemplar y nunca los veremos como posibles asesinos ni personas dañinas. Gentuza que condena sin preguntar y mataría sin reparo para demostrar que forma parte de los “buenos”, que se consideran muy por encima del bien y del mal. Y si los demás no decimos ninguna barbaridad contra esa mujer (incluida la madre del niño) es porque carecemos de dignidad, sensibilidad y empatía y a saber de qué no seremos capaces!

En cambio los que más voces dan y más barbaridades dicen se sienten ciudadanos decentes y “como dios manda”. Se encumbran por encima de cualquier duda. Ciudadanos fuera de toda sospecha.

Decir que estoy aterrorizada quizá sea una palabra excesiva, pero la sensación que tengo se le parece mucho.

A última hora de ayer he leído comentarios, ante las palabras sensatas de la madre del niño asesinado, probablemente mas bárbaros y más indecentes de una ciudadanía enferma de odio que forma parte de una sociedad cómplice de un gobierno culpable de que nos sintamos mal, sin que seamos capaces de actuar contra él. Ni siquiera lo vemos como el déspota, ladrón e inhumano enemigo que es.

Ni la gente de a pie ni los partidos de la oposición actúan. Todo permanece inmutable como si nos hubieran caído encima como una plaga “por la gracia de dios”.

Estoy derrotada. Me siento como cuando vi la película que da título al post. Han pasado cuarenta años desde entonces, pero cada vez se hace más real y cercano el horror que me causó. El que siento ahora. No la he olvidado. También la multitud estaba furibunda hasta el linchamiento….

Lástima que estas películas no las repongan en la televisión para constatar cómo una sociedad enferma genera gente perversa como la que se destapa con la complicidad de los medios de comunicación, voceros del horror sin preocuparse de las consecuencias. Midiendo su altísima capacidad de manipulación. Orgullosos ellos de su poder, escalando los máximos niveles de infamia.

Estamos rodeados de gente que cada día resta importancia y obvia noticias como éstas:

https://www.telesurtv.net/news/unicef-ninos-muertos-siria-2018-20180302-0027.html

https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/siria-mas-de-20000-ninos-han-muerto-en-siete-anos-de-guerra-articulo-743928

Que no les importa que aquí la infancia muera lentamente cada día. Nadie insulta ni desea la muerte a un gobierno culpable de esta situación. Ni siquiera le piden responsabilidades. Será porque el gobierno no lo forman ni negros ni mujeres.

https://politica.elpais.com/politica/2017/04/13/actualidad/1492085400_707384.html

https://www.20minutos.es/noticia/3065132/0/pobreza-infanil-espana-informe-unicef/

Mi agotamiento y rabia alcanzan límites que no sabía que podía soportar.

Van ganando ellos

El  lunes hablábamos a primera hora en el despacho sobre la huelga y, con sorna, digo que si la reina vació su agenda para el día 8 y todo el mundo de la prensa alaba el gesto, como no vamos a ir las demás a la huelga!… a lo mejor aparece en la manifa camuflada!. Se sumó otra compañera a la conversación cuando la primera estaba diciendo que se lo iba a decir a su suegra, fachilla ella, que hasta su reina  admirada  secundaba a las mujeres. Yo le planteé que había cosas que era mejor no hablarlas ya con la familia porque no se conseguían más que malas caras, pero ella afirmó  que había que hablar de todo.

La compañera que se unió, catalana, dijo que si, que en su familia y en las familias catalanas se hablaba de todo, que no nos creyéramos lo que decían c’s de que las familias en Cataluña no se hablaban. Las palabras familias catalanas actúo como un resorte de tal magnitud que la primera desapareció como un a inhalación de nuestra vista. Si hubiéramos enseñado el crucifijo a un vampiro no habría tenido una reacción tan rápida de rechazo.

Y es que ya lo  dije: en  mi centro de trabajo no se puede hablar absolutamente de nada, dentro de poco ni del tiempo, por si hay disparidad de percepciones sobre el clima que nos rodea.

A esto uno el desinterés de un gran número de mujeres, técnicas que trabajan con mujeres, por el tema de la huelga del Día Internacional de la Mujer, como si no fuera con ellas ni con las mujeres con las que trabajan. Zona rural prácticamente olvidada socialmente

Y llego a casa, abro el correo y leo  el mail de mi amigo Luis que, sin anestesia, me suelta:” En cuanto al futuro… Yo estoy muy de acuerdo con el profesor Josep Fontana. Las clases dominantes han retomado el poder plenamente, ya no tienen enemigos que les inquieten. Ha fracasado la socialdemocracia que sirvió de barrera contra, por ejemplo, el comunismo y otros movimientos revolucionarios. Predicaban avances económicos y sociales pero el estado del bienestar ha desaparecido y la práctica de ese poder ha llevado a aumentar la desigualdad y el empobrecimiento. Y no hay revolución a la vista. Porque no hay otro modo.”

Cuanto daño nos hizo la caída del comunismo!

Por último, casi concluyendo su mail: “¿Recuerdas la frase del millonario norteamericano? Dijo algo así como que la lucha de clases (él la llamó guerra de clases) existe y la van ganando ellos. Pues así están las cosas. ¡Vaya panorama! Pero, Anyi, no hemos conocido otro. Y si lo piensas, es frustrante”.

Demasiado acertado en sus palabras aunque no es Luis un hombre pesimista en absoluto… pero es que la realidad nos aplasta.

Confieso que estoy viendo una leve rendija de luz que me hace creer que hasta aquí han llegado. Pero tal vez sea un espejismo cuando me paro a pensar en los resultados de las votaciones en Italia.

Lo realmente seguro es que  apoyo la huelga feminista. La derecha echa humo de rabia , asi que lo estamos haciendo bien!.