Lugar de la derrota

Tengo un amigo con una gran herida que no puede cicatrizar. Y tal vez no lo hará en mucho tiempo. Pero siente el dolor, lo padece, le recorre, le hace llorar y vibrar los poros de su piel. Es capaz de superarlo y reirse con un montón de gente que dice miles de tonterías y muchas veces consiguen arrancarle un montón de carcajadas. En ese momento el dolor solo late  adormecido y él se siente arropado y un poco mas seguro.
 
Yo creo que es una ventaja sentir el dolor, como sentir la alegría. Son matices que enriquecen nuestras sensaciones. Creo que lo peor es cuando el dolor golpea y la sensación es de ser de corcho, como zombies sin deseo, sin mirada, sin sonrisa. Apenas una mueca y una atención hacia el día a día que permita trabajar y ocuparse de las obligaciones.
 
Por eso hoy entré en su espacio y le desee una semana llena de matices para que jamás se sienta  ajeno a los amaneceres y pueda llorar por el día que acaba de pasar. Y sentir las lágrimas como bálsamo, como el agua de la ducha…. como el rocío que embellece las plantas. Que no  pierda nunca esas sensaciones, porque entonces quedará sin vida.
 
Ni secreto ni pacto
ni muda sumisión
ni profecía. Escucho cómo llega
la crecida fluvial de las palabras
Reúno los despojos. Abrazo
 
 
los cadáveres
 
 
y con ellos enciendo
 
 
otra pira común para el olvido
 
          (Lugar de la derrota, 2003    Ada Salas
 
Anuncios

5 comentarios en “Lugar de la derrota

  1. el dolor, sea como fuere, es un monstruo… ni siquiera es un monstruo necesario…siempre, siempre es injusto… Un beso matinal

    Me gusta

  2. Sin duda… pero prefiero sentirlo a  creer que soy de corcho, cuando parece que todo golpea en una tabla muerta…Si aparece, quiero saber que está para saber que no estoy muerta. Sentirlo puesto que está haciendo daño.
    Buen día madrugadora

    Me gusta

  3. Quien no es capaz de padecer tampoco lo es de disfrutar.
    Como dice la china que sale en "La noche Hache": "así me lo aprendí yo".
    Un beso.

    Me gusta

  4. Vemos en las series de televisión que cuando los médicos quieren comprobar si una extremidad está paralizada o si una anestesia es efectiva,optan por pinchar, por clavar agujas, por causar dolor. Posiblemente tengas razón, Anyi, quizá sea mejor poder sentir dolor que paralizarse ante el mundo y llegar a no sentir nada. Creo que me has ofrecido un espacio de reflexión. Gracias, niña.
    Besos, como siempre 🙂
    Kit

    Me gusta

  5.  
    ¡Ah el dolor! ¿qué hacer con él? ¿útil? ¿inútil?
    He preguntado varias veces sobre el dolor, lo he sentido en mi carne y en la carne de quien quiero y ya puedo sentir a los otros en su dolor.
     
    Yo también creo que no se trata de eliminar la sensación del cuerpo, pero quizá sí de aprender una relación diferente. ¿Trascenderlo? No hablo de religiones; hablo de la mente.
    No sé.
    Agradezco esta entrada tuya porque nos recuerda lo frágiles que somos y lo que nos necesitamos.
     
    Jade

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s