Nada

Estos días de vacaciones de semana santa no hice nada. Nada. No vi la tele, ni películas, ni escuché las noticias de la radio, ni leí la prensa. Nada. Solo leí libros empezados  que por fin terminé. Revisé las estanterías y puse un cierto orden en alguna de ellas. No en todas. Solo en la habitación. Esa tarea me llevó a perderme entre páginas y a sacar a la luz los libro inacabados, logrando con ello cerrar alguno. Otros no. Tendré que retomarlos desde el principio.
También tonteé en you tube y busqué viejas grabaciones en bn de cantantas italianas como Mina con la que logré una cierta pronunciación en italiano consolidando lo aprendido de niña y que a estas alturas ya está casi totalmente olvidado.
Anduve por blogs colándome por las rendijas de sus palabras y de sus fotos, recorrí poesías inéditas de ogigia cuyas palabras no traslado aqui por eso, porque aún son inéditas pero, como todo lo suyo, bellísimas y llenas de imágenes. Kit me facilitó la forma de leer el epistolario de Helene y Frank y me sumergí entre sus palabras sintiendo como reflejan las emociones de dos personas que no se han visto. Y los estudiosos atribuyen a internet el fenómeno. No me parece que se acabe de situar a los medios en su justa medida. Aunque no exista internet, existen otros medios de transmitir emociones. Mas lentos tal vez, pero no menos eficaces. Lo único que hemos avanzado es en la inmediatez. Tal vez eso también las haga más diluidas, mas explosivas pero menos firmes. O  ni eso. Ellas sobreviven o mueren al medio, sea este el que sea. Su vida está en lo que las provoca, no en  lo que las transmite.
Resumiento: no hice nada más que mirar y escuhar y en los ratos libres mimarme y perfumarme más de lo habitual. Cuatro días solo para mi con ratitos gratos compartidos (las tareas cotidianas no entran en mi valoración, pero estaban también). Por no hacer, ni escribí, ni hablé por teléfono ni desarrolle vida social. Estuve aislada conmigo casi todo el tiempo.
A mi me parece un lujo sentirme tan cerca.
 
Mina canta: yo viviré (sin ti) traducción libre:
 

Io Vivrò (Senza Te)

Che non si muore per amore
è una gran bella verità
perciò dolcissimo mio amore
ecco quello, 
quello che da domani mi accadrà

Io vivrò
senza te
anche se ancora non so
come io vivrò.
Senza te,
io senza te,
solo continuerò,
e dormirò,
mi sveglierò,
camminerò,
lavorerò,
qualche cosa farò,
qualche cosa farò,
sì, qualche cosa farò,
qualche cosa di sicuro io farò:
piangerò,
sì, io piangerò.

E se ritorni nella mente
basta pensare che non ci sei
che sto soffrendo inutilmente
perchè so vivere solo 
io so che non tornerai

Senza te,
io senza te,
solo continuerò,
e dormirò,
mi sveglierò,
camminerò,
lavorerò,
qualche cosa farò,
qualche cosa farò,
sì, qualche cosa farò
qualche cosa di sicuro io farò:
piangerò,
sì, io piangerò.
Io piangerò...
(que no se muere de amor es una grande y bella 
verdad, por eso dulcisimo amor mio, he aqui lo que, aquello que mañana me 
sucedera:yo viviré sin ti aunque todavía no sé como yo 
viviré sin ti. Sin ti, yo sin ti, sola continuaré, dormiré, me despertaré, 
caminaré , trabajaré, haré cualquier cosa, si haré cualquier cosa, seguramente 
haré cualquier cosa. Lloraré, si yo lloraré.Y si regresas a  la mente, basta con pensar que 
no te tengo porque sé que viviré sola, yo sé que no regresarás)...
 
 
Anuncios

3 comentarios en “Nada

  1. Así he estado tambiénb, descansada…viendo llover…. y sintiendo que me leías. Po rcierto MIna canta, con Astor Piazzola, un tema estremecedor: Morir  ( o Moriré)en Buenos Aires… Cada vez que lo escucho  tiemblo

    Me gusta

  2. Cierto, amiga mía. Internet sólo ha dotado de velocidad, de inmediatez a la transmisión de emociones. Esas emociones que antes descansaban sobre el papel avainillado procedentes de una pluma, dejando rastros de tinta bajo el secante o rasguños en la superficie al haber apretado demasiado la punta del lápiz, apurado, gastado por la prisa y la vehemencia.
    Ya conoces a Helen y Frank, pero hay más: las cartas de amor entre Heidegger y Hannah Arednt, filósofos y enamorados; la correspondencia amorosa de Hölderlin; o la habida entre Pérez Galdós y Emilia Pardo Bazán, o pensando en la literatura ¿qué habría sido de Cyrano sin sus cartas, o las del joven Werther?
    Internet es al correo lo que fue la máquina de escribir  a la pluma de ave y el tintero. Sólo un medio, un transporte. Lo importante, el contenido sigue vigente, intacto, tenaz.
    Buenas noches, Anyi, va siendo hora de retirarse…despacito
    K.
     

    Me gusta

  3. Segun te leia iba sintiendo esa dulce desgana de no hacer nada y  terminar el dia cansada … ¿ como diria yo ?   ¿ quizas cómo despues de una larguisima marcha ?
    Me encantan esos dias con mi "yo", dias largos, dias en los que todo da lo mismo y se cargan las baterias ¡
     
    Me gusta este mundo de Internet , esta forma de comunicarnos de expresar lo que sentimos y dejarlas en el aire. Es la manera de  enviar  esas cartas sin destino , pero que  en muchas ocasiones tienen  contestación.
    Un beso amiga, espero que  este rato en tu sofa , vagueando contigo, haya servido para  no aburrirte.
    gloria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s