Miedo

Remoloneo estos últimos días de agosto sin ningún objetivo. Trabajo a medio gas y el cerebro permanece en standby. Se suceden desencuentros y malos entendidos sin ponerles remedio. Tal vez bastarían unas pocas palabras para disipar el malestar. En otro tiempo lo habría intentado pero creo que yo misma cerré la puerta y tiré la llave hace muchos meses. Pienso que es lo mejor, pero dá pena porque en el aire se percibe la fricción de quien hace lo contrario de lo que desea, aunque tampoco tengo claro que sea exactamente así porque yo no sé qué quiero. Lo que es seguro que yo no quiero dar ningún paso en otra dirección que no sea alejarme. Es lo que procede. Pero mientras tanto salen chispas.
 
Al leer la última entrada en el blog de kit  sobre el miedo no supe qué decir. Me paralizó la idea. Será el miedo? A veces las palabras son tan grandilocuentes y se llenan de tantos significados que me recuerdan a un viejo  baul repleto que hace saltar las cerraduras. Inevitablemente relacioné el miedo con mi situación de standby cerebral y mi mirada hacia otro lado. Tal vez un día busque las palabras que limpien esa arenilla en el roce, pero aún no sé cuando.
 
 
 
Para empezar, diré que es el final.
No es un final feliz, tan sólo es un final,
pero parece ser que ya no hay vuelta atrás.

Sólo te di diamantes de carbón,
rompí tu mundo en dos, rompí tu corazón,
y ahora tu mundo está burlándose de mí.

Miedo de volver a los infiernos,
miedo a que me tengas miedo,
a tenerte que olvidar.

Miedo de quererte sin quererlo,
de encontrarte de repente,
de no verte nunca más.

Oigo tu voz siempre antes de dormir.
Me acuesto junto a tí y aunque no estás aquí,
en esta oscuridad la claridad eres tú.

Miedo de volver a los infiernos,
miedo a que me tengas miedo,
a tenerte que olvidar.

Miedo de quererte sin quererlo,
de encontrarte de repente,
de no verte nunca más.

Ya sé que es el final, no habrá segunda parte.
Y no sé cómo hacer para borrarte.

Para empezar, diré que es el final.

Miedo de volver a los infiernos,
miedo a que me tengas miedo,
a tenerte que olvidar.

Miedo de quererte sin quererlo,
de encontrarte de repente,
de no verte nunca más,
de no verte nunca más,
de no verte nunca más,
de no verte nunca más.

Oigo tu voz!!

Y aquí en el infierno, oigo tu voz!!

                     (m clan: Miedo)
Anuncios

Acerca de mestiza26

curiosa
Esta entrada fue publicada en Vértigo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miedo

  1. Blanca dijo:

     
    Hola Anyi.
    Yo me he propuesto "atravesar" un miedo, por lo menos… por lo menos… una vez al año. (Es que cuestan, porque llevan muchos años generando semillas  : )).
    Pues bien, en el mes de junio lo hice. Fue curioso: me ha dotado de fuerza para disfrutar de forma increíble.  (No más palabras)
    Un beso.
    Jade 

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s