La cabeza del avestruz

He recibido de un amigo un enlace para protestar contra las palabras de Mercedes Milá referidas a los transexuales. Me hace gracia porque creo que cualquier colectivo que se nombrara podría protestar por las palabras que esa (supongo periodista) y otros muchos que sientan cátedra en la información, pronuncian desde la más absoluta ignorancia. Tan frescos, y lo que dicen, va a misa, como muy bien parodia Wyoming en "El Intermedio", único programa que estoy dispuesta a ver. Pienso que media hora de tele cinco días a la semana no debe de ser demasiado perniciosa para la salud mental. Antes veía a los canallas de "sé lo que hicisteis" pero decidí que como me estaban enseñando las imágenes de los programas que yo no quiero ver, tampoco me interesan. En resumidas cuentas que tengo una tremenda fobia a la televisión y por esa misma razón no vi ni escuché a la señora Milá, aunque al parecer y basándose en  sus propias afirmaciones, este colectivo no  tiene tan claro lo de que sea señora http://www.cogam.org/noticias/i/127475/56/el-presentador-mercedes-mila
En realidad para mucha gente el tema carece de importancia fundamental, es, si se quiere, algo frívolo como todo lo que rodea a un colectivo con fama de "poco serio" y , desde luego "antinatural", por lo tanto los periodistas pueden formular cualquier afirmación gratuita sin pestañear.
Dado el aluvión de barbaridades en todos los campos, de verdades absolutas en boca de políticos y medios de comunicación, de investigaciones fantasmas que demuestran la cuadratura del círculo, cada día entiendo que es mayor  la necesidad de colectivos que se fijen y denuncien a ser posible a la misma escala en que se vierten todo este tipo de bazofia. Ya sé que no es posible puesto que los colectivos no tienen la misma fuerza ni la misma presión mediática pero sigamos aportando nuestro granito de arena, por eso incluyo este enlace para que alguien más se anime a enviar la carta a telecinco pero, a día de hoy, podría haber sido cualquier otro colectivo quien protestase por la temeridad y la ignorancia de quienes tienen la palabra y además, van de genios de la comunicación.
 
Hoy estoy socialmente deprimida. Cuando estoy demasiado tiempo entre mucha gente y miro a mi alrededor me suele suceder este estado de ánimo. Por esa razón rara vez acudo a actos multitudinarios y me muevo con excesiva individualidad huyendo de participaciones, ultimamente incluso en conciertos, teatros, etc. Me empieza a preocupar el tema.
 
Y es que he podido comprobar que existen colectivos perfectamente integrados en el sistema, a los que se les trata con la arrogancia con la que los señores  trataban a los bufones y que resignadamente cumplen su tarea de entretener los actos que  se les encarga sin poner a su disposición medios dignos para llevarlos a cabo. Ya se arreglarán ellos como puedan. Total, están acostumbrados.
 
 Lo mismo que los pobres de las casas que bordean las pistas de los paises  que acogen turismo en instalaciones rodeadas de guardas de seguridad  y que cuando hacen las excursiones de rigor para el centro comercial de la capital avisan a los turistas de que no se preocupen por esos niños descalzos y desnutridos porque no pasa nada, ellos siempre han vivido así y están acostumbrados.
 
Esta historia me la relató hace unos años de la forma más natural y sin sorprenderse una novia que acababa de llegar de su viaje de idem y que sí  se sorprendió ante mi cáustico comentario. Pero no creo que lo haya entendido.
Son cosas, pequeñas cosas, que se me quedan grabadas y que no puedo narrar porque no acabaría nunca.
 Pero ya digo, hoy toca  ánimo de depresión social.     
                                                                       1coloresarcoiris
Anuncios

5 comentarios en “La cabeza del avestruz

  1. Hoy es día no sólo de depresión social sino de petición de asilo político en , no sé, Saturno o algo así.
    Por si te sirve de algo, hoy yo me he levantado ya asqueada, y creo que me iré a dormir igual.
    Qué asco de mundo, de país y de ñoñerías.
    Un beso, princesa

    Me gusta

  2. si me sirve para saber que no es todo imaginación mía y una percepción personal desviada. A veces, muchas, dudo de si tendré bien graduada la vista o  una especie de cortina interior que me impiden ver the wonderful life.

    Me gusta

  3. Confieso , que al leerte, se me fue un peso de encima. No estoy en coma , ni perdida; simplemente, me aburro de  escuchar tanta tonteria. Pues , querida , no escuchaste al eminente psiquiatra que dice, convencido hasta la muerte , que los homosexuales  son enfermos de la mente y…. tienen cura. Por lo visto , él , a conseguido alguna.
    En fin… ¿ a que hora dices que salen los autobuses para Saturno ?
    Llevare tortilla y  nos la comemos en el viaje , echando unas risas.
    Gloria 

    Me gusta

  4. vale, yo pongo las croquetas. Todo lo que nos prohibe la buena salú!
    Si, si escuché al psiquiatra, bueno, he de decir que lo oí. Hay cosas que ya ni se me ocurre ponerme a discutirlas.
    A ver… quién para el arroz con loche, por si quedamos escasas de hidratos? (que el viaje es largo y exige esfuerzo)

    Me gusta

  5. Así andamos muchos y muchas. Llevamos unos años jodidos, pero terminaremos peor como los dioses no lo remedien. O el Capitán Trueno. No sé yo.
     
    Verás, la cosa tiene mal color y no hay remedios milagrosos. Aquí se trata de arrimar todos el hombro o esto se va al carajo. Como escribió Noam Chomsky: el problema más importante de todos es que tenemos un problema de supervivencia. Y nadie se da por aludido.
     
    Salud y besos
     

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s