Regálame la luna

Hacia mas de un año que había borrado su número del teléfono. Era una forma de decirse a sí misma que habia dejado de existir. Intentaba creérselo, pero en realidad muchas veces aparecian los nueve números en pantalla y  aunque ella se hacía la sorprendida obligándole a identificarse como si no supiera sobradamente quien llamaba, seguía sintiendo la vieja emoción de las interminables conversaciones. Alguna excusa banal o una explicación innecesaria eran el motivo de aquellas llamadas porque  continuaban los contactos por necesidades técnias a través de encuentros para hablar de temas puntuales, del telefono de trabajo y por supuesto internet. Pero el simple hecho de haber borrado su inicial de la lista le parecía un modo de romper la cadena tal y como había decidido ante el silencio que no comprendía.
 
Pero extrañaba aquellos miles de mensajes porquesí. A veces cogia el movil para buscar en su pantalla la opción mensajes y escribír uno a uno los números del teléfono que se quedaba mirando atrapada entre ellos y sin dejar de mirarlos ponía el cursor en la opción de texto quedándose paralizada frente a la pantalla hasta   que ésta se apagaba y  rompía  en un parpadeo la magia  haciendo que dejara el teléfono en la mesa. Se había roto el hechizo y todo continuaba como antes Pero en esos segundos mirando los números, grabándolos como si corrieran el peligro de que los olvidara, se paraba el tiempo por completo aunque se quedara sin palabras después de haberle dicho todas las posibles sin miedos, desnudas.
 Sin embargo no había sabido decir claramente las que necesitaba para salir de la burbuja en la que estaba sobreviviendo.
Pero  ahora le había pedido que le volviera a regalar la luna.
 
medialuna
Anuncios

Acerca de mestiza26

curiosa
Esta entrada fue publicada en Miedos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Regálame la luna

  1. Fétido dijo:

    Síndromes de abstinencia, supongo…

    Me gusta

  2. Angela dijo:

    jajajajajajajaj.. muy bueno!
    o de estocolmo!!
    Nos empeñamos a aferrarnos  a lo que hace daño. Con lo que cuesta avanzar, encima nos ponemos lastre.

    Me gusta

  3. Juan dijo:

    Tira el móvil.

    Me gusta

  4. Kitiara dijo:

    Tal como yo lo veo, si quieres la luna cógela tú. Como tengamos que andar esperando que nos la regalen vamos apañás.
    Besos bruji

    Me gusta

  5. Angela dijo:

    si es lo que yo digo… no esperes nunca. Hazlo. Pero parece que penélope está demasiado infiltrada en la cultura femenina…

    Me gusta

  6. Gloria. dijo:

    Y es que , a vces , un martillazo en las manos  es mejor  que los recuerdos …. luna le iba a pedir  yo ¡¡¡¡ Con su madre y viento fresco¡¡
    Besos Anyi

    Me gusta

  7. David dijo:

    No es la luna, pero es para ti: http://davidgl.wordpress.com/2008/04/22/premio-brillante-webog-2008/
     
    Un beso, Anyi.
     
    David

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s