Recetas

Ayer en El Pais (pag. 42), James Paterson  citaba los ingredients para la "receta" con la que se cuecen los apabullantes bestsellers que invaden nuestras librerías  y me vino a la cabeza una entrevista con Marcial Lafuente Estefanía que leí hace mucho tiempo, en la que explicaba cómo escribía sus novelas del oeste para poder ganarse los garbanzos. Creo que todo el mundo sabe que , junto a Corin Tellado, su "obra" es de las más numerosas y probablemente leída, del mercado del libro. Y resulta que la receta era la misma. No había diferencia alguna en las estrategias. http://es.wikipedia.org/wiki/Marcial_Lafuente_Estefan%C3%ADa
 
Así es facil de entender a los revertes, zafones, follets,davincis, coellos, bucays,etc. de la literatura actual. La diferencia son las pretensiones y los objetivos de unos y otros, aunque  el de los garbanzos sigue siendo el fundamental.
 
También es importante la campaña de markéting que avala cada libro que sale a la luz editorial.
 
Qué le regalo a fulanito en su cumple? este libro, que está en todas partes y todo el mundo habla de él. Que se vea que estoy al día. Además tiene muchas páginas. Aún recuerdo cuando me regalaron Alatriste, ante mi estupor  tuve que agradecerlo tragando saliva. Para mi era un mamotreto ocupando espacio y pesando en mis cargadas estanterías. Y lo peor era que se habían gastado una pasta en el libro de marras, porque cada día son más caros y con una presentanción pretenciosa.
 
Recuerdo que en una entrevista a Juan Goytisolo le achacaron de criticar a los bestseller a lo que respondío que jamás haría algo así puesto que las superventas de esos libros permitían que él editara los suyos, eso si sin el markéting publicitario que envuelve la edición de los otros.  Por lo tanto sería una tontería por su parte criticarlos pues eran quienes le permitían publicar a él. Alguno de los bestsellerianos locales no le gustó nada esta respuesta, por cierto. Se nota que la realidad no es lo suyo.
 
Y aplicando la receta, incluyo el artículo que Juan Goytisolo publicó en El Pais del 28/05/08 como claro y magnífico ejemplo    "Yo superventas"

Fui violada por mi padre a los ocho añitos mientras mi madre fotografiaba la escena y se masturbaba con ayuda de un vibrador. Azuzados por los hurras de mis progenitores, mis tres tíos me sodomizaron por turno al tiempo que mi propio hermano se orinaba en mi cuerpecillo maltrecho. Después de soportar un sinfín de vejámenes, logré huir a un centro de acogida de niños maltratados con la ilusión de empezar una nueva vida. Pero mi supuesto tutor resultó ser un pedófilo consumado y me sometía a diario a crueles suplicios: me amarraba a un potro de gimnasia y acallaba mis gritos con una mordaza de cuero. Acabé por escapar de sus garras y me refugié en un monasterio en la creencia pueril de arribar a buen puerto. ¡Pobrecilla de mí! El prior me arrastró a una cripta gótica y, en presencia de los demás monjes, no sé si cátaros, priscilianistas o alumbrados, se ensañó conmigo con mayor ferocidad que sus antecesores. Luego, él y los exorcistas que pretendían arrancarme el diablo del cuerpo filmaron la ceremonia para enviarla, según me dijeron, a un cardenal de la curia romana aficionado a hechicerías y ritos milenaristas. Un día conseguí burlar la vigilancia de mis custodios, resuelta a vivir al fin y a actuar por mi cuenta. Me prostituía en un bosque frecuentado por catadores de carne fresca hasta que un chulo me forzó a currar para él. Abusaba de mí y se apropiaba de mi dinero. Con la flaqueza propia de mi sexo, me enamoré de su sonrisa: soñaba que un día se retiraría del oficio y se casaría conmigo. Creía la dicha al alcance de la mano, pero la mafia me secuestró en el pinar de mis trabajos y penas. Eran cuatro, cuatro afganos barbudos que, para esclavizarme, me violaron y sujetaron a la barbarie de sus creencias. Trabajé en adelante en un club de alterne y, cuando me resignaba ya a su explotación y maltrato, una banda islamista rival, especializada en el tráfico de drogas y trata de blancas a fin de reunir fondos y comprar armas para sus atentados suicidas, irrumpió en el local a tiro limpio y lo cubrió de regueros de sangre y casquillos de bala. ¡Para qué seguir si esto es sólo el comienzo! Ahora, mi agente está negociando la venta de mi historia con los medios de comunicación y hay una verdadera arrebatiña para su adaptación cinematográfica y televisiva. Y no digo más hasta que inicie la campaña de promoción. Mi producto, dicen, está destinado a arrasar y situarse a la cabeza de los más vendidos del año. Me piden ya una segunda y tercera parte, y no lo duden: ¡la tendrán! –

 CA8TY1ZWJuan Goytisolo
Anuncios

Acerca de mestiza26

curiosa
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Recetas

  1. Uturunka dijo:

    Bueno, todos estos cansinos productores de bestsellers tienen derecho a ganarse los garbanzos, aunque me temo que lo que les pierde es el ansia de caviar y la vanidad.
    Un abrazo, Anyi.

    Me gusta

  2. Juan dijo:

    Yo en vez de bestsellers les llamo ensaladas literarias, siempre llevan los mismos ingredientes: lechuga, tomate, cebolla, aceite, vinagre y sal, y algún que otro aliño al gusto del comensal. Es decir, ahora toca templarios pos la misma historia adaptada a los templarios, y así va por temática. Desgraciadamente hemos vendido el corazón a la técnica y el mercado, quedando Goytisolo y Cía. como atolones del Pacífico a la espera de su bomba atómica. Ya me estoy liando. Bueno, que muchos besillos desde este sur que ya comienza a asemejarse al infierno (por el calor digo).

    Me gusta

  3. Embruxo dijo:

    gracias por tus comentarios en mi space y por preocuparte por mi cada vez mejor (gracias a Dios) salud. un besazo

    Me gusta

  4. Angela dijo:

    mmm apareció saladino achicharraito de calor mientras aqui el día aparece nublado, lluvioso y horrible…no digo frio, pero casi. Que ganas de irme pal sur a sudar, oyes!!!
    por cierto.. no son ni ensaladas… con lo que a mi me gustan las ensaladas por dió!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s