erizos asociales

"Para comprender a Marx y comprender por qué está equivocado, hay que leer La Ideología alemana. Es la base antropológica  a partir de la cual se construirán todas las eshortaciones a un mundo nuevo, y sobre la que reposa una certeza esencial: los hombres, a quienes pierde el deseo, harían bien en limitarse a sus necesidades. En un mundo en el que se amordace la hibris del deseo podrá nacer una organización social nueva, despojada de luchas, opresiones y jerarquías deletéreas.
-Quien siembra deseo, recoge opresión- a punto estoy de murmurar como si sólo me escuchara  mi gato.
Pero Antoine Pallières, cuyo repugnante y embrionario bigote nada tiene de felino, me mira desconcertado por mis extrañas palabras. Como siempre me salva la incapacidad que tienen los seres de dar crédito a todo aquello que hace añicos los marcos que compartimentan sus mezquinos hábitos mentales. Una portera no lee La Ideología alemana y,por tanto, no podría de ninguna manera citar la úndecima tesis de Feuerbach. Por añadidura, una portera que lee a Marx, a la fuerza lo que le interesa tiene que ser la subversión, y le vende el alma a un diablo llamado CGT. Que pueda leer a Marx para elevar su espíritu es una incongruencia que ningún burgués llega a concebir siquiera.
-Saluda a tu madre de mi parte- mascullo, cerrándole la puerta en las narices, con la esperanza de que la fuerza de prejuicios cubra  la disfonía de ambas frases. (Muriel Barbery: La elegancia del erizo)
 
Párrafos del inicio de la novela que  comencé a leer la noche de Nochebuena y que me produjo la sensación de que alguien ponía las palabras correctas en pensamientos que yo siempre había rondado de lejos pero que jamás pude precisar. Por un momento imaginé a mi hermana pequeña hablando como ella lo hace sobre la realidad social escondida tras el nombre de Muriel Barbery. Yo que siempre considero que nuestra mirada deberíamos callarla, me sorprendo ante la elegancia de esta joven escritora francesa de la que no sé nada, pero en cuyas palabras me estoy sumergiendo con sumo placer. Creo que al amigo Anteros,(http://lavozmuda.spaces.live.com/) erizo elegante donde los haya, le gustará esta novela tambien. Abstenerse adictos al sistema. http://www.elpais.com/articulo/cultura/personajes/solitarios/Muriel/Barbery/elpepucul/20071005elpepicul_8/Tes
 
Y conste que no he dicho nada sobre el maldito carro que todo el mundo alaba como la feliz ocurrencia de sumajestá, ni de la obviedad que supone que el Papa rechace los abusos sexuales a los niños. Sería noticia todo lo contrario, supongo. Estoy mas asqueada de lo normal o es que  se empeñan en idiotizarnos?
 
Por favor, que se bajen del puto carro y así no hay que tirar de nadie. Ni de nada.
 
Y venga a repetirlo una y otra vez en todas las noticias de la tele, venga a destacarla como la frase más inteligente que se le podía ocurrir al machaca que escribió el discurso.
 
Lo peor es esta sensación de no poder bajarse del puto carro.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s