Desánimo

 
"Tiempos raros, difíciles, como todos por otra parte. La normalidad es una quimera, un sueño, un desvarío. Los trámites exigidos por la naturaleza para alcanzar la condición de insecto son alucinantes, aunque no menos que los necesarios para llegar a rata o a hombre, por no mencionar las fases que es preciso atravesar, desde esta condición, para obtener el estatus de juez, de registrador de fincas, de subsecretario o de poeta de la experiencia. Qué mérito, vivir como normales todos estos sucesos portentosos. Ahora mismo, en plena crisis económica, con un invierno de perros y cientos de miles de familias al borde de la desesperación, pues se acuestan con el mismo horizonte con el que se levantan, llama a la puerta de casa un señor de morado que asegura representar a Dios y no hay otro remedio que recibirle, que agasajarle, que darle la razón, que invitarle a comer. Es tal el terror que nos inspira, que lo recibe el presidente del Gobierno y la vicepresidenta y el ministro de Asuntos Exteriores y los Reyes y el Príncipe… ¿Estamos fumados o qué? ¿Qué hay que meterse en las venas o en la cabeza para participar de ese delirio? Ni el peyote, por lo que uno ha leído, produce estragos semejantes. Pues nada, el señor de morado se va con sus subvenciones debajo del brazo y ahora toca rogar a los banqueros (que metafóricamente van también de púrpura) que restablezcan el flujo crediticio. No sé ustedes, pero uno escucha esa expresión, "flujo crediticio", y piensa lógicamente en piernas abiertas, en sábanas arrugadas, en ropa interior húmeda, en movimientos hormonales. O sea, que tenemos que excitar a los banqueros, como si no lleváramos toda la vida haciéndolo con nuestras nóminas y nuestras tarjetas de crédito y nuestras comisiones y nuestros créditos personales o hipotecarios. Luego nos asombra la vida de los insectos."
 
Y Gabilondo nos deja su mensaje en el telediario en ese mismo sentido: http://www.cuatro.com/videos/index.html?xref=20090205ctoultpro_18.Ves&view=baja#
 
se puede gritar más, pero no decir más claro…Yo me ahorro el comentario. Hay demasiadas cosas por hecer y quedan demasiados en el poder, más los que no se retratan abiertamente. Tantos intereses!!
 añado, que dice mi hermana que ver las imágenes de la vice con el cura este le recordó la canción de Vainica Doble "la mona coqueta" que empieza así "Por demostrar su valía, la vieja mona coqueta ante el elefante un día ejecutó sus piruetas". Yo tengo un profundo respeto por esa mujer pero en este caso, tengo que darle la razón a mi hermana con aún más profundo desánimo… http://www.distrimagen.es/vainica/letras/taqui/mona.htm
 
 
 
Anuncios

2 comentarios en “Desánimo

  1. me parece que esta realidad, sin peyote, solo parecen verlas algunos, y en mi caso no se si por el efecto alucinojeno del frio y la intensa busqueda de que puedo hacer para ganarme la vida…..extraños casos sin duda..un saludo

    Me gusta

  2. Si ha recibido al nuncio romano nuestro ZP tendrá que recibir, por razones de equidad, a los islamistas, judíos, ortodoxos, los mormones, los Adventistas del 7′ Día y finalmente para despedir este gran circo mediático celestial a losTestigos de Jehová, supongo que la Fernádenz de la Vega no eligirá ese dia ningun traje de resminiscencias que puedan a inducir algo referente a una transfusión de sangre, quiero decir: rojo.Por favor pásame un chute de peyote.Hala!! a seguir mejorando.Un beso edénico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s