Donde está el poder?

Lo leí en El Siglo  http://www.elsiglodeuropa.es/siglo/historico/2010/866/866Carrillo.html y me parece muy interesante.
 
 
¿Dónde está el poder?

por Santiago Carrillo

Reflexionando sobre la situación de Barack Obama, tras la elección de Massachussets, uno se formula, lógicamente, una pregunta: ¿quién posee realmente el poder en las modernas democracias políticas y más precisamente en EE UU?

Al año de ser elegido triunfalmente con un ambicioso programa progresista, impulsado por un potente movimiento popular de fondo que arrasó prejuicios raciales ancestrales, Barack Obama no ha conseguido cerrar Guantánamo y se encuentra imposibilitado de llevar a cabo la reforma sanitaria. ¿Qué ha sucedido para que se produzca este parón? El Partido Demócrata sigue teniendo mayoría absoluta en el Senado y en la Cámara de Representantes, sólo ha perdido a un senador. ¿Con qué está chocando el primer presidente de color de los EE UU?

En primer término, con su propio partido, que ideológica y políticamente es muy ambiguo y que colectivamente no profesa las ideas de Obama. Aprovechó de manera oportunista el fenómeno popular de fondo que hace un año encarnaba éste para arrebatar el Gobierno al Partido Republicano. Pero la mayor parte de los diputados y senadores demócratas no dependen exclusivamente del voto ciudadano –manipulado muchas veces por los grandes medios de comunicación en manos de la derecha mayoritariamente– sino también de los empresarios que les facilitan las cuantiosas sumas de dólares necesarias para hacer la campaña electoral y obtener el escaño. Obvio es decir que esas donaciones no son desinteresadas y que de una u otra manera atan al elegido. Por cierto, ahora el Tribunal Supremo controlado por el Partido Republicano ha decidido que las empresas puedan destinar sin ninguna limitación cuanto dinero les interese dedicar a las campañas de sus patrocinados. Éstas y otras cosas indican hasta qué punto puede estar hipotecada la independencia de buena parte de los elegidos.

Pero, sobre todo, lo que aparece ahora es que los programas que defendió Obama chocan con la orientación seguida desde hace muchos años hacia la dominación mundial, hacia el Imperio –algunos lo han llamado el "liderazgo americano"–. El multilideralismo, la multipolaridad, las aperturas hacia el islam, la retirada de los ejércitos en el Próximo Oriente, la apertura hacia China y Rusia, la renuncia a las aventuras militares que había prodigado Bush eran un profundo cambio de rumbo en la orientación de la potencia norteamericana. Y ahí el voto popular ha chocado con todo el aparato de poder real existente.

Este aparato es muy fuerte y diverso. Lo compone una poderosa superestructura de Estado en la que se integra el Pentágono, convertido en una fuerza descomunal, a cuyo servicio trabajan millones de personas, entre ellas sabios que investigan la sofisticación del armamento, con un peso enorme en las decisiones políticas, continuamente entrelazado con las más importantes empresas industriales –el famoso complejo militar industrial que denunció Eisenhower–. A ese aparato se unen los 14 servicios de espionaje y policía que han alcanzado mucho poder y las empresas privadas que acompañan al Ejército en sus operaciones. Y por encima el sistema financiero que lo domina todo y que es en realidad hoy el auténtico gobierno mundial, que además es dueño de la mayoría de los grandes medios de comunicación del planeta, quienes hoy, más que los partidos políticos, son los que forman la opinión pública y la manipulan.

Ésa es la gran debilidad, la contradicción más profunda de la democracia norteamericana y el mayor peligro para las democracias políticas de hoy; que sobre el poder de los electores, sobre el pueblo del que procede legalmente la soberanía, ha crecido otro poder, el de la finanza, el del capital y el de la burocracia que se superpone y termina siendo más decisivo que el de la ciudadanía.

Esto es lo que sostiene a la derecha política, lo que frena a la izquierda y muchas veces hace fracasar a los Gobiernos de ésta.

Esta situación puede llevar los sistemas democráticos al desprestigio y abrir camino a formas de poder autoritario. Quizá ha llegado la hora de abrir una reflexión sobre cómo revitalizar la democracia y hacer que la soberanía popular sea una realidad.

 El  Roto en El País http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20100211&autor=El%20Roto&anchor=elpporopivin&xref=20100211elpepivin_3&type=Tes&k=Roto

 

Anuncios

11 comentarios en “Donde está el poder?

  1. siempre, siempre he pensado lo mismo de los politicos, son meros juguetes de intereses, seguramente los habrá que intenten pese a todo defender sus ideales, hasta los que lo logren, pero en general nos venden humo, que compramos con votos creyendonos el cuento hasta el final..Debe ser la edad, pero ando dessengañada de todos, hoy toca pedir que salga zapatero que ya no ofrece sino bajadas de sueldo y mas años para trabajar. Pero a fin de cuentas a mi, todos me parecen iguales. En una sociedad como la america , donde no tienen ni seguro medico, el bien mayoritario sería poder ofrecer servicios a sus ciudadanos y sin embargo, aquellos que manejan en la sombra no tienen esas preocupaciones, sus espaldad estan bien cubiertas y seguramente sus ideas son solo conseguir un poco mas de poder para aumentar si puede sus arcas.en fin, un saludo mañanero

    Me gusta

  2. Ya sabemos que los presidentes (afortunadamente), no tienen un poder omnimodo, ahí esta la habilidad del político, saberse rodear de un buen equipo, y conseguir los fines deseados, nada es fácil, siempre tienen al lado la oposición ejerciendo su labor, así de sencillo y a la vez complicado.

    Me gusta

  3. en ese artículo no se dice que los políticos tengan las decisiones, el poderomnimodo lo tiene el capital en manos de quienes no conocemos y manejan todos los hilos. El poder omnimodo de los políticos es si hacen lo que el capital dice. Ni más ni menos.. y la oposicion es un purto descojone sin ningún poder de nada, si se puede tener menos aún

    Me gusta

  4. Yo no creo en los poderes ocultos, hay zonas, colectivos, personas, etc. con poder o con mucho poder, pero ninguno de ellos solo puede cambiar la políca de un país, todos tenemos nuestra parte de culpa o mérito en la marcha de la sociedad, nos guste o no, hay una frase que me duele pero es muy cierta, "tenemos lo que nos merecemos", hablando de política.

    Me gusta

  5. Al contrario que Vex yo si que creo en los poderes ocultos, solo es mi opinión, se han llevado a cabo muchas guerras enpaises lejanos sabiendo que luego la reconstrucción del territorio la efectuarán empresas que han hecho donaciones multimillonarias al partido político de turno.Los medios de comunicación tienen un grandísimo poder, manipular al votante con mentiras constantes y machaconas, una mentira dicha mil veces se convierte en verdad, y el periodismo actual no es información, es opinión según el color de la editorial.En cuanto al poder de los grandes capitales solo hay que ver el tema ecológico, dá igual si nos cargamos el planeta, lo importante para ellos es que las grandes multinacionales petroleras, químicas o parecidas puedan seguir contaminando a su placer, evitarlo puede costarles muchísimo dinero. Beneficio económico antes que beneficio ecológico.El tema de la seguridad social en EEUU no lo permiten las grandes empresas de seguros privados que existen, otro negocio enorme.Si ellos que se autodefinen como los grandes demócratas del mundo y van dando lecciones al resto de la humanidad… que no ocurrirá aquí, que para muchos la democracia significa que te dan autorización a pensar igual que ellos.La oposición… que oposición ??? sin son todos iguales !!!

    Me gusta

  6. todos iguales no que hay matices y hoy por hoy, los matices son fundamentales. Tal vez en realidad los poderes no son ocultos, son evidentes: los grandes capitales sin una cara específica, pero con el dinero como estandarte. Entonces ocultos lo que se dice ocultos no son, solo que no son esos políticos que no dejan de salir en la foto. Son, precisamente, los que no salen en ella y ni el nombre concreto conocemos… pero, para que? podrían correr "peligros". El anonimato que les da el dinero es fundamental para tener el poder.

    Me gusta

  7. Angela si que hay matices, ideologicamente hay diferencias,tienes razón. Yo me refiero a que son iguales en el sentido que dependen de los poderes económicos, cada uno tiene el suyo que le mantiene en el poder. Los bancos también son grandísimos poderes, y en este caso de ocultos nada de nada. Todos los partidos políticos estan endeudados hasta las cejas con los bancos para poder financiar sus campañas electorales, y a un bajísimo interes, en la actual situación de crisis los primeros que han recibido ayuda del gobierno, y sin rechistar el resto de partidos, han sido los bancos aún ha pesar de cerrar el año con beneficios. Si no invierte el gobierno dinero en la banca no hay más créditos para futuras campañas electorales…. eso es poder o no??

    Me gusta

  8. Yap, pero tú misma lo dices "Todos los partidos políticos estan endeudados hasta las cejas con los bancos para poder financiar sus campañas electorales", usease, que por los votos hacen lo que sea. quién le da el voto¿? nosotros, el `pueblo…Veritas veritatis…

    Me gusta

  9. ..llegará el momento de pensar en intervenir La Banca y distribuir su beneficio. El dinero empleado en sú sostenimiento es de los mismos ciudadanos a los qué se les niega el Credito. Se les Hipoteca y Desaucia , se les Acosa….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s