Desasosiego

Dice Pessoa, siempre acudo a él cuando me siento perdida en un vacío que no cesa, en su Libro del Desasosiego que vive en mi mesita de noche a veces debajo de otros pero poniendose el primero con demasiada frecuencia:

“No tomando nada en serio, ni considerando que nos fuese dada, por cierta, otra realidad que nuestras sensaciones, en ellas nos refugiamos, y a ellas exploramos como a grandes países desconocidos. Y, si nos empleamos asiduamente, no sólo en la contemplación estética, sino también en la expresión de sus modos y resultados, es que la prosa o el verso que escribimos, destituidos de voluntad de querer convencer al ajeno entendimiento o mover la ajena voluntad, es apenas como el hablar en voz alta de quien lee, como para dar objetividad al placer subjetivo de la lectura”

Y cierro el texto y me quedo pensando. Y me digo que me gustaría acercarme más a este rincón pero me siento reseca, sin pensamientos.

Tambien pienso que me ocupo muy poco de esos pequeños placeres que son descubrir un poema, escuchar una música o simplemente enfrascarme en un libro sin tiempo para pensar en otra cosa. A veces me pierdo en una voz pero cuando el sonido se acaba vuelvo a recuperar la realidad áspera..

Y recurro a Pessoa y no me defrauda porque  me permite  sumergirme en esa sensación incierta y algo amarga que es el desasosiego permanente de cada día.

“Considero a la vida como una posada en la que tengo que quedarme hasta que llegue la diligencia del abismo. No sé a dónde me llevará, porque no sé nada. Podría considerar esta posada una prisión, porque estoy compelido a aguardar en ella; podría considerarla un lugar de sociabilidad, porque aquí me encuentro con otros. No soy, sin embargo, ni impaciente ni vulgar. Dejo a lo que son a los que se encierran en el cuarto, echados indolentes en la cama donde esperan sin sueño; dejo a lo que hacen a los que conversan en las salas, desde donde las músicas y las voces llegan cómodas hasta mí. Me siento a la puerta y embebo mis ojos en los colores y en los sonidos del paisaje, y canto lento, para mí solo, vagos cantos que compongo mientras espero”

Cuendo lo leo vuelvo a recuperarme y a reconciliarme conmigo.

Anuncios

Un comentario en “Desasosiego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s