miro el instante que ha fijado la fotografía….

con maruja y angelCon tanta lluvia de invierno y primavera toda igual de fria, que no cesa ni un segundo y, por momentos, se permite el lujo de arreciar fuertemente, las tardes se convierten en un trajín sin salir de casa… Seguir con la ropa de invierno en los armarios, arreglar estanterías de libros para que quepa alguno más… y encontrarse con el viejo álbum de fotos familiares antiguas  que en algún momento se enredó entre los libros y no se echaba de menos.

Ayer me dediqué a hojear el álbum después de ordenar la estantería  y encontré pequeñas joyas  para escanear que hicieron felices a los familiares  de aquellas personas que, de vez en cuando y en momento muy concretos, se hacían una foto porque estaban reunidos, o se casaban, o estaban en una fiesta, o eran un montón de amigos…  Eran fotos con historia. Solía hacerlas el fotógrafo del pueblo que pasaba por allí y vio el momento, aparte las de las ceremonias que a esas le llamaban, o las famosas fotos de familia numerosa que no tienen desperdicio. Al menos las mías. Y luego estaban las  fotos que hacían en la escuela con un panel pintado de  fondo  tras la mesa en la que nos sentábamos en actitud estudiosa pero mirando al fotógrafo y que luego él coloreaba. Yo solo tengo una de la escuela. No todos los años se podía permitir los padres pagar esas fotos a sus hijos, supongo.

La primera vez que fui a la Habana encontré un estudio de un fotógrafo que tenía los utensilios de colorear fotos en el escaparate y a mi me hubiera encantado comprarlos, pero estaba cerrado y ya no volví a pasar por allí. Hubiera sido genial poder traer aquellos colores. La abuela de una compañera se dedicaba en casa a colorear fotos para el fotógrafo del pueblo. Podría hacerme enseñado a utilizaros. En fin, eso es otra historia que tampoco pudo ser.

Miro pensativa esas fotos y me doy cuenta como ha cambiado todo.Top Ahora se fotografía cualquier cosa y cualquier instante, sin pensarlo, el plato que estás comiendo, la mesa con los cubiertos, bebiendo de una botella… instantáneas sin historia porque querer captar cada segundo ya es cosa de la webcam y el gran hermano. Somos tan importantes como para que nuestros segundos queden plasmados aunque sea digitalmente? Al final nos aburrimos de nosotros mismos. Será que la vida ahora es más aburrida…

Aquellas  viejas fotos tenían historia, reflejaban instantes que eran de aquel momento irrepetible y no otro. Y creo que ahí reside su mayor encanto.

escuela

Yo desde luego no me canso de verlas.

nota: el título es una estrofa de una de las miles de canciones de Aute favoritas  http://www.youtube.com/watch?v=_4_UeLeQ3vw

Anuncios

2 comentarios en “miro el instante que ha fijado la fotografía….

  1. Me encanto leerte y verte en esas fotos. Son un tesorillo, ahora y entonces. Entonces por lo extraodinarias que eran, tan escasas que yo al menos las miraba mucho, siempre las mismas. Ahora, en plena era digital como tu dices, seguramente las apreciamos mas porque al fin y al cabo son un puente que nos conecta con los niños que fuimos. Como éramos entonces, que sentíamos, que era lo que mas nos gustaba hacer, lo que mas temíamos, la comida que odiábamos, nuestra manera de protestar, en fin! Sigue escribiendo que me encanta leerte. Un beso grande

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s