In the cold November rain

cat10-023
nube de noviembre

Qué difícil centrar la cabeza con todo lo que nos rodea y con la política en primera línea desde sus parámetros mas corruptos y fascistas….

Igual estoy haciendo una redundancias con esos dos términos y con uno sobra para entendernos. No importa cuál elijamos.

En cualquier caso se salen con la suya y los jueces les archivan las causas una y otra vez, a pesar del mal olor que despide su podredumbre. Ellos no solo no huelen nada sino que les parece todo limpio y lógico en una “sociedad de mercado”. No hay nada como un poder judicial independiente de los partidos políticos como el que disfrutamos.

Me resulta difícil abandonar la política actual que  satura los medios con noticias  de escándalos con los que pretenden epatarnos tratándolos como novedades, cuando todo es tan viejo como el mismo franquismo del que no nos desprendemos cuarenta y un años después.

Yo pasaba por aquí porque pienso que mi vida está muy ligada a noviembre y al 20N de una manera especial.

Son muchos mis 20N, de los que empiezo a tener conciencia socio política en 1975 cuando me pasé la noche del diecinueve con mi padre viendo “Objetivo Birmania” hasta las dos de la madrugada. Yo trabajaba entonces y me había quedado de vacaciones esa semana, por eso me permití el lujo acostarme a altas horas. No recuerdo la película, solo que me fui a la cama con la frustración de no tener la esperadísima noticia, aunque en mi fuero interno yo sabía que ya estaba  muerto.

La música de la radio a primera hora de la mañana me dio la clave por fin y respiré hondo. Decidí que iría a cortar el pelo. Creo que lo llevo corto desde entonces.

2016-02-19-08-10-52Recuerdo otro  20N de unos años antes, cuando yo ignoraba todo lo que no fuesen mis recién estrenadas emociones, y rechacé el  regalo que me hacía  mi primer amor, con un no rotundo  e inapelable, que deseaba ser un . Como todos mis no de  esa época.

Pero volviendo al presente, cada noviembre y durante años Juan Goytisolo publicaba uno de sus libros que inevitablemente llegaba a mis manos. No me falta ninguno.no me resisto

También en noviembre, una semana después del 20, inicié mi primer trabajo en un puesto recién aparecido en el mercado laboral que fue para mi todo un descubrimiento. Tanto de personas como de aprendizaje sobre las políticas municipales y el mundo de la empresa. Me resultó apasionante durante 22 años.

Cuando la derecha, a la que estoy orgullosa de no gustar ni un ápice, se adueñó del ayuntamiento decidió prescindir de mis servicios con el ánimo de hacer el mayor daño posible, pero un 20N el juez dictamina que por ese despido improcedente me corresponde una  cantidad importante como indemnización. Yo ya sabía que iba a ser así, pero fue bonito leer la sentencia.agosto09-017

Tras dos años de total y absoluto dolce fare niente,  en los que disfruté, estudié de nuevo y proyecté mi futuro, el 20N empiezo a trabajar  en algo  que me encanta y que me está haciendo descubrir otro mundo apasionante  en el que estoy volcada. De momento tengo  aparcado mi proyecto, pero utilizo todo lo que aprendí en las tareas que realizo ahora.

También, en el medio de estos sucesos, Mariano Rajoy ganó las elecciones un 20N y yo desde entonces dejé de cumplir años. Celebro no cumpleaños . Seguro que se me nota!

Además en noviembre mi fruta favorita, la granada, es lo mejor del otoño, el color más hermoso  y  sabor inigualable.

Y es en noviembre de 1918, aunque no el día veinte,  cuando se firmó el armisticio de la Gran Guerra, de la que hemos conocido testimonios sobre la  violencia y brutalidad despiadada  de los altos mandos  de los ejércitos sin que, una vez más, se haya hecho justicia.

Vamos, que nos viene de antiguo la corrupción y el crimen contra las personas de a pie, aunque parece que no hayamos aprendido nada.

Ojalá la fría lluvia de noviembre   no nos deja indiferentes

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “In the cold November rain

  1. De aquel primer 20N recuerdo la prohibición absoluta de informar sobre la muerte del sangriento dictador, el corte de la programación de la emisora de radio donde trabajaba y la conexión obligatoria con RNE. Como en los mejores tiempos de la dictadura. El silencio en las ondas, la alegría de algunos y el luto de muchos. Una estrella de la radio de la época se presentó haciendo alarde de su corbata negra.
    Luego supe lo de la película “Objetivo Birmania”, en cuyo equipo de guionistas figuraba Alvah Bessi, testigo de la guerra civil española, aquel que condenó todas las guerras, las cuales, escribió, no eran recomendables en absoluto. A no ser, claro, que fueran necesarias, que hubiera necesidad de luchar, como era el caso de la sublevación del sátrapa que murió un 20 de Noviembre.
    No te cortes aunque sea redundancia: fascismo y corrupción.
    Estupendo leerte y ver cómo enlazas tus 20N.

    Me gusta

    1. Me encanta leerte y saberte de vuelta Luis. Esos entresijos de la radio y los medios de aquel tiempo no pueden quedarse en tu tintero personal. Sigo esperando leerte siempre. Un abrazo muy fuerte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s