Siendo a la zurda, más que diestra

sunset-in-havanaCon tantos sucesos mundiales no da tiempo a sentarse a pensar. Y eso que llevo todo el fin de semana sin ver ni uno solo de los informativos que perpetran nuestras cadenas televisivas. Informativos por llamarlos algo. Palabras estudiadas dichas con aparente objetividad que llevan  cargas de fascismo subliminal y no tan subliminal. Prefiero los claramente fascistas, la verdad, que escuchar al matias prats, digno hijo de su padre, con voz meliflua narrar “la muerte del último dictador…” Abofeteable total. Por eso prefería ver “cómo se hace…” antes que tragar dosis de indecencia que superan mis capacidades. Y eso que a estas alturas estoy entrenada.

Me sumergí en las redes. Allí al menos leo exclusivamente lo que quiero leer. Para eso he elegido mis contactos de manera muy estudiada. Alguno aún se cuela pero son poco agresivos.

El primer tema fue el día contra la violencia de género. Siempre hay listillos que desde el “yo no soy machista, pero…” sueltan la pedrada  de “no a la violencia venga de donde venga” sin sonrojarse siquiera, cuando nos aplastaba a todos la noticia de esa mujer que volvió para cuidar a su ex marido y la asesinó, o la joven degollada en su coche. Si hiciera un mes de los sucesos, podría admitirse su olvido porque suelen tener memoria de pez, pero es que estaban tan sobre nosotros que era imposible obviar los hechos y seguir con la cantinela

El segundo tema, la muerte física de Fidel, algo  inevitable por la edad, sacó a relucir todo el odio y más del que parecía imaginable. Así que me negué a ser el orinal de tanta inmundicia y evité los informativos. Y los seguiré evitando por una larga temporada. Hay odio y tergiversación para rato  y Miami les encanta.

Y quiero dejar muy claro lo que yo pienso y siento. Las personas más moderadas hablan de luces y sombras. Frase que resultó ser un comodín perfecto para quienes no quieren parecer declaradamente fascistas. Son los que piden que el gobierno de Cuba sea blanco inmaculado, sin errores…no como los demás gobiernos de cualquier país del mundo que jamás critican. La Revolución no puede cometer errores ni  tener corruptos, envidiosos, rencorosos en sus filas. No, ellos no. Ellos no son personas. Son una cohorte de arcángel y todo todo, todo, lo tienen que hacer bien por el pueblo y para el pueblo. Y con el pueblo. Aunque esto último les importa menos, no tienen costumbre.

Los gobiernos los forman personas, con sus claroscuros y pasiones, tal y como lo demuestra el que estamos soportando, cuyos claros brillan por su ausencia porque están inmersos en un sistema propicio al saqueo de lo público, y hay que ser muy soez para exigir prístina pureza en Cuba invalidando todos los años de trabajo y lucha contra el fascismo del sistema corrupto presionándolos.marquezfidel

Y no me ciega la pasión, o si, por qué no?.   Tengo muy, muy, claro lo que me gusta. Sin mitos.

Pisé la isla en 1986 por primera vez, escuché a Fidel y pude estrechar su mano. Pero eso no fue lo importante, que lo es. Lo importante es que me enamoré y sigo enamorada. Lo primero del olor del aire nada más salir del avión, tras 12 horas de vuelo pasando por Gander porque Cubana aún tenía que rodear el espacio aéreo americano. En ese viaje hice miles de fotos y diapositivas intentando atrapar la Habana, pero entendí que no iba a lograrlo por más imágenes que captara. Cuando volví en 1992 ni me molesté en hacer fotos.. solo mirar, percibir intensamente lo que me rodeaba.fidel

No me pasa desapercibido que, cuando nos enamoramos, los defectos quedan más difuminados y tienen menos peso que las virtudes. Aunque sabemos que los hay, los vemos intuyendo que “nadie es perfecto”. Ni los países.

Y todo esto  es para decir que no pienso aguantar ni un solo “es una dictadura” ” la revolución si pero al final….” y similares. Yo amo sin cortapisas ni medida, y no estoy  dispuesta a aguantar  ni un ” si, pero…”. Ni lecciones demagógicas  de lo que debe ser y no es, en medio de este fangal de sistema putrefacto.

Hay que tener mucha cicatería y ser muy despreciable, abyecto, infame, rastrero, repugnante… para permitirse  formular exigencias que jamás  han reclamado a ningún país y no reconocer la labor de ese lagarto verde que permanece  vivo desde hace más de 50 años.

Gracias Fidel!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s