Seguimos empeorando

Algunos días se acumulan un montón de situaciones de esas  que te quitan la palabra.

Por la mañana escucho a dos compañeras hablar sobre el terrible suceso del asesinato de una mujer y dos hijos perpetrado por el marido y padre de la familia, que después se suicidó: “que habrá pasado por la cabeza de ese hombre para realizar esa barbaridad” “Es terrible” “antes no pasaba esto. Las relaciones entre hombres y mujeres eran diferentes”….por fortuna alguien llamó al teléfono y se acabó la conversación sin darme tiempo a recuperarme de la estupefacción. Gente joven, con formación que, por su trabajo, están viendo cada día realidades familiares tremendas de todo tipo.

También hablé con una compañera que asistió a los actos de un ayuntamiento conmemorando el Día Internacional de la Mujer y salió abochornada porque, además de una mesa redonda moderada por un chico cuyo cerebro ignoraba que existe el concepto de perspectiva de género y, lo que es peor, las mujeres que participaban en ella tampoco lo conocían,  tuvo que presenciar una obra de teatro costumbrista con la que la gente, políticos y políticas presentes incluidas,  se reían a grandes carcajadas en un diálogo en el que no cabían más estereotipos machistas. Estaba horrorizada y no sabía que hacer. Yo le dije que felicitara a la concejala de turno y le dijera que había sido todo un éxito programar una obra de teatro en la que no eran posibles más expresiones machista, para demostrar a la gente que asistió lo que era el machismo en el día a día. Se sorprendió e, inocentemente, me pregunta si creo que la programaron por esa razón. Cuando entendió la ironía afirmó que no se sentía  con fuerzas para plantearlo así. Estaba desarmada porque, además,  donde ella trabaja estaba preparando una serie de actividades con el mismo motivo y una de las trabajadoras que colaboraba, cuando acabaron los preparativos y el programa comentó asustada “van a pensar que somos feministas!” algo que las otras dos confirmaron “lo somos” mirándola estupefactas.

Y como guinda  alguien comentó  en una conversación distendida “es que eso es la vida. Carmen Posadas dice que la vida es una manta pequeña que cuanto te tapa los pies te destapa la cabeza, y yo por fin ya llegué a asumirlo ” a esto otra personas  dice  orgullosa “esa es la frase que tiene mi hija en el whassap”.

Yo estaba lo suficientemente agotada para responder  que será por eso por lo que ella se compró una manta muy grande casándose con uno de los mayores “beneficiados”por esta”transición demócrata” que nos toca vivir y ya no se le destapa la vida por ningún lado.

Hay días que machacan, descontando las noticias  de los medios que no tienen desperdicio como por ejemplo la absolución a un tipo que violó a una mujer pero no disfrutó del acto. Pero las actuaciones “modélicas ” de los jueces, sean de donde sea, no son novedad tampoco.

Y para culminar la semana me envían, dos personas distintas, un audio  en el que una mujer con acento andaluz narra con voz aterrada que  últimamente te drogan y te envían al paraíso donde te hacen disfrutar de todo tipo de placeres, sacándote de  tu  cómodo día a día en tu casa cuidando a los tuyos, y tiene que avisar a sus amigas de semejante horror! (creo que es algo así porque no lo escuché entero  inmersa en el mayor estupor). Cuando di mi opinión sobre la poca gracia que tenía algo así con la que está cayendo en el tema de violaciones y demás, me responden que es humor que me pongo como los que encarcelaron a los titiriteros o el juicio de Carrero Blanco, porque “a uno y otro lado” estamos en plan intransigente y susceptible y este país empieza a dar miedo, y menos mal que la hizo una “humorista”…

La maldita equidistancia inventada por los historiadores demócratas actuales, de nuevo. Es lo mismo un sistema político y judicial con una ley mordaza detrás apuntalándo, te condene y te metan en la cárcel, que a mi me parezca que ese audio no tiene ninguna gracia.

Lo cierto es que me hace dudar de si en efecto seré una intransigente y en realidad, como no lo escuché bien, tiene gracia.

Será la edad que me resta sentido del humor sin sentido.

Anuncios

Acerca de mestiza26

curiosa
Esta entrada fue publicada en girando, Miedos, sentimientos, Vértigo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Seguimos empeorando

  1. gloriaom dijo:

    Es la edad…no tengo el.cuerpo para más.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s