Fruslerías, futilidades y mentiras

Se acumulan las noticias relativizando su importancia de una hora para otra. Se acumulan las sensaciones, cambiantes en cuestión de segundos. Se acumula la vida,  en resumen, y pasa tan rápida, tan mezclada, que apenas se saborean momentos.

Curiosamente esa sensación de futilidad desaparece cuando lees un libro. Entonces te metes dentro y te quedas hasta la última página, saboreando todas y cada una de ellas. Y  eso me gusta.

Según la horas estoy en uno u otro libro. Por la tarde en la playa estuve con Baricco y su Emaús compartiendo momentos de adolescencia impregnada de la inflexibilidad del dogma católico que me dieron mucho que pensar.

Por la noche continúo con la lectura de Chirbes “La larga marcha” con palabras y escenas que penetran en mi propia memoria, también  de los años sesenta y setenta, en otro contexto.

En ambos casos comparto emociones y otras las reconozco en el ambiente y las  veo reproducidas en el entramado social que vivíamos.

Y en el medio,  las noticias pasajeras del día a día casi olvidadas cuando éste se acaba.

Muchas me trasladan a las historias de Chirbes. No hace falta escarbar mucho para ver que el pasado está a la vuelta de la esquina y no entiendo cómo se ha olvidado tan rápido. O si. Era necesario borrar tanto sufrimiento, tanto abandono… pero con tanto olvido, estamos recuperando paso a paso situaciones que parecían arrinconadas.

Y es que cuarenta años de dictadura democrática no es nada. A ver si cuando, por fin, alcancemos la democracia porque nos empeñemos en tenerla en lugar de dejar todo en manos de “los de arriba”, conseguimos que las historias que cuenta Chirbes y Baricco sean solo un recuerdo pasado.

Hace dos días los mismos que nos gobiernan encarcelaban a los homosexuales, hombres porque las mujeres eran invisibles también en este colectivo, y ahora se suben a carrozas reivindicativas de la igualdad de derechos al margen de la opción sexual de cada persona. Algo tan obvio que parece increíble que aún se discuta y aún se condene brutalmente en casi medio mundo. Aquí lo primero que han reconocido es el poder adquisitivo del lobby gay   y a eso hay que  sacarles partido, comercializarlo y, por tanto, apoyarlo. Desde siempre los ricos no necesitan derechos y esas  fruslerías pero hay que hablar de ello y enmarcarlo en derechos e igualdad.

Como si de una casualidad se tratase, la Sexta  emite una entrevista en directo con una mujer que “pasaba casualmente por alli” y que  manifiesta no estar nada de acuerdo con lo que ve, argumentando que si bien es cierto que no somos todos católicos, como esgrimió Carmena para no  poner el belén municipal, va a ser que somos todos maricones porque esta fiesta si se hace pública y, parece ser, para todos.

Las redes  se revolvieron visceralmente y el argumento que prevaleció es que esa mujer”mayor” había sido educada de otra manera, por eso pensaba así. Por un momento olvidan el continuo actual ataque en los  centros educativos a jóvenes que muestran sus preferencias sexoafectivas de manera diferente a la “normal”, con profesores y directivos mirando hacia otro lado, y quieren hacernos creer que “nosotros los más jóvenes somos diferentes porque nos educaron “de otra manera” …en esta democracia que padecemos…mientras todo sigue peor.

Ni esa señora es tan mayor, ni estaba allí por casualidad, ni sus argumentos son propios, sino que está bien enseñada para decir lo que tenía que decir, de un modo aparentemente natural eso si, para que veamos que hay gente “normal” que opina diferente y para que la Sexta hiciera un ejercicio pedagógico de adoctrinamiento, mostrando argumentos cuasinapelables que no dieron resultado alguno en la buena, y adoctrinada adhoc, señora.

Y vamos y nos lo creemos. Siempre tragamos. No hay más que ver las cadenas  de cretineces que se montan en facebook denunciando cualquier idiotez en la que figuren palabras como “libertad” “pornografía” y se ponga en duda “mis derechos”…. El resto ni se lo leen y lo colocan en su muro para compartir y pedir que compartamos.

Como  la crisis. Mucha gente consideró realmente (no digo pensó, porque no pensaron) que era algo como una inevitable plaga de Egipto y que solo Moisés (Rajoy) podía sacarnos de ella, como me dijeron algunos que se confesaban de izquierdas de toda la vida  y que iban a votarlo por valorarlo  (OMG!!) el único capaz.

Yo pensaba que si creyera que ese era el único capaz me cortaba las venas!

Y lo siento pero yo, a  esos niveles  encofrado, me quedo sin argumentos y digo “sí, tú de izquierdas y yo Naomi Campbell, no me digas más”.

Ahora se atreven a ir emitiendo débiles señales de reconocimiento de que fue todo una estrategia para pisar a la clase trabajadora que contaba ya con demasiado derechos y  las élites juzgaban que apenas se distinguía lo bien que vivían los ricos de los obreros… !hasta ahí podíamos llegar!. Tiene que quedar claro quien es quien por eso los ricos se enriquecieron cuatro veces más durante la crisis y los pobres quedaron diez veces por debajo  del umbral del bienestar mínimo. Los políticos, en el medio, afanaron con lo que no se llevaron los ricos de las arcas públicas, que era mucho. Es mucho.

 

Y así continuamos con nuestra memoria de pez a pesar de la tozuda realidad del día a día porque nos bombardean con frivolidades y ningunean lo importante. Goebbels en acción, ni siquiera se molestaron en inventar nada nuevo. Sigue siendo una teoría, todos estos años testada, válida.

Anuncios

Un comentario en “Fruslerías, futilidades y mentiras

  1. Somos carne de manipulación. Hoy queremos saber de todo y por eso nos quedamos con los titulares y redes sociales de 140 caracteres. El contenido, la profundidad…ya no hay tiempo para eso. Así que manipulando dos o tres titulares se consiguen muchas cosas, bueno, la más importantante: dividir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s