El maldito “lavapies”

Cuando pienso que ya he acabado con todas las anécdotas posibles sobre el bidé me sorprenden nuevas historias que yo no buscaba en absoluto.

Recientemente una compañera se quejaba de falta de sitio en su casa (tiene dos niños y dos baños) por el espacio físico que ocupa un bidé en uno de  ellos que, según sus palabras dichas de manera muy tajante y orgullosa, solo le sirve para colocar encima la bañera de los niños, puesto que no entiende qué utilidad puede tener y ella jamás en su vida utilizó el bidé para nada.

Yo muy sorprendida le comenté que no me apaño sin él e incluso yendo de vacaciones cuando alquilo un apartamento pregunto si el baño tiene o no bidé, descartando los que no lo tienen sin ver otras condiciones que me pudieran interesar. Me miró con sorpresa y noté que mentalmente confirmaba lo que ya pensaba de mi como una persona rara. Le expliqué que tenía la costumbre de usarlo cada vez que cagaba, además de en otras varias circunstancias como la menstruación, por ejemplo. Y  añadí que no solo lo usaba yo sino que mi marido tenía la misma costumbre cada vez que, dicho finamente, “hacía sus deposiciones”.

Se hizo el silencio ante estas aclaraciones y, sin nada que añadir, cada una de nosotras entró en su despacho con el silencio de las compañeras que no se manifestaron en uno u otro sentido. No se volvió a tocar el tema.

Más recientemente comenté a una médica que, por cuestiones de salud, una persona tenía dificultades para acceder al bidé y carece de soportes como los que hay para el wc, para no tener que agacharse tanto a pesar de que los bidés son aún más bajos. Ella me escuchaba sin entender muy bien el problema porque me dice de sopetón.. “pero para qué necesita acceder al bidé?” como si fuera un capricho incomprensible. Mirándola directamente a la cara respondí “para lavarse el culo después de cagar”. Y se quedó muda.

A ella  también le parecía  innecesario tener acceso al bidé y, sobre todo, el empeño de alguien a quien le costaba esfuerzo hacerlo… que gente más pesada, pordiós! (debió de pensar).

Parece que tenga fijación con el tema pero sale en las conversaciones sin yo provocarlo. Nunca saco el tema porque no quiero hacer apología de la higiene básica ya que si a ciertos años aún no se conoce, dudo mucho que se aprenda.

Recuerdo que recientemente una amiga me dijo “me acordé de cuando me dijiste que no quitara el bidé, porque ahora con mi hija y la menstruación me vendría estupendo”…. y yo pensé cómo habría resuelto ella sus problemas con la menstruación cuando lo quitó, pero no dije nada por no  meterme en temas personales. Lo comentó sin que yo hubiera hecho  previamente alguna referencia, lo juro, ya que había olvidado por completo que lo había quitado en una reforma en la que añadió otro lavabo, al parecer.

Se ve que no se usa, pero se piensa en él  aunque sea para preguntarse  “Qué hace esto aquí”.

Anuncios

2 comentarios en “El maldito “lavapies”

  1. El bidé es utilísimo. Se puede utilizar con la vista al frente o hacia la pared. Es práctico de las dos maneras, depende de la comodidad, del espacio o de la parte del cuerpo que requiere más o menos atención. Quizás se puedan explorar otras formas. Es cuestión de ponerse a ello. Cuando no existe hay que hacer esfuerzos circenses para colocarte en la bañera o la ducha hasta encontrar una posición, ciertamente comprometida, para que el chorro de agua llegue a donde tiene que llegar.
    Siempre será una posición ridícula si la comparamos con la postura que adoptamos en el estupendo bidé.
    Claro, también sirve como “lavapiés”. ¡Pero dónde va a parar su otra aplicación!.
    Ya veo que es un tema recurrente, sí. Y aunque sabes ponerle humor es asunto serio.
    Admirable Anyi.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo sugerí, hace años, su uso a un nutrido grupo de alumnos y alumnas de formación ocupacional. La respuesta mayoritaria de los chicos fue que usar el bidé para esos menesteres era cosa de maricones.
    Así, con un par.
    Mejor ir oliendo a mierda que poner en duda su hombría. Misterios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.