Categoría: Noticias y política

Los visitantes

Hoy me avisa wordpress que mis estadísticas del blog se han disparado porque hay muchos visitantes.. 98. Qué raro, pensé, como mucho no pasa de 10 que  pierdan su tiempo por aquí así que, sin darle mucha importancia, lo atribuí a que en mi último post cité y copié íntegro un  artículo de un catalán . Eso seguro que llamó la atención de las fuerzas del desorden. Porque otra cosa no me la explico. Pues nada. Habrá que asumir que una es famosa. Igual encontraron términos y frases judicialmente reprobables, vaya usté a saber!. También parece ser que el mayor número de visitantes, me informa wordpress, es de Colombia… mmm Felipe González no tiene esa nacionalidad?  A ver si va a ser eso! que esos del psoe que se sitúan a la izquierda del pp en los mítines pronacionalistaspatrios,  están preocupados por algo y vigilan desde Colombia!. Y eso que yo apenas me meto con ellos de lo poca cosa que me parecen. Así que sigo sin entender la razón pero lo mejor es no darle más vueltas.

Y ya que paso por aquí y que el psoe sale a colación, os dejo el enlace para leer a Millás que, como no profundiza, nos deja esa sensación de que hay que seguir pensando.

Yo he llegado a la conclusión, entre otras, de que si con todos los medios y nuestro dinero a su alcancen los patrioteros dicen que han movido tres millones de personas (al cocer menguan) para ir a Catalunya en plan “somos los mas machos”, somos muchos más los no fascistas. Y solo espero que las urnas lo ratifiquen de una vez porque los que creen que no se necesita su voto, acudan a ellas.

Anuncios

D-E-S-O-B-E-D-I-E-N-C-I-A

Estos días han escrito mucho y bien, con coherencia y reflexiones contundentes numerosos articulistas analizando el instante que estamos viviendo. Puede afirmarse que está todo dicho  y, además, yo no quiero hablar de política en mi blog aunque siempre va implícita en lo que digo. No es algo aparte en mi vida, es una transversal en ella. Por eso no la rehuyo pero intento que no sea mi latemotiv, aunque el día a día deja pocas opciones.

Prefiero ver como me afectó la política a lo largo de mi vida, en cosas tan nimias como qué hacer los domingos por la tarde, y llegar a la conclusión de que no seguir los pasos que venían marcados sociopolíticamente fue un pulso constante con lo que nos rodeaba, pero lo ganamos.Y eso hace que me sienta bien desempolvando sensaciones, recuerdos, emociones que se despertaron y que fueron únicas y para aquel momento, sin quedarme enganchada en ninguna. Estaba creciendo y quiero seguir con emociones y sensaciones únicas. Sin anclajes . Ligera de equipaje intentando imitar al poeta.

Y es que me encanta la desobediencia, ir contra corriente. Mi madre decía que era por la sangre aragonesa de mi abuela.  Los genes tienen su importancia, no cabe duda.

Esto me recuerda a una explicatio non petita pero es que hoy voy a compartir íntegro un articulo de total actualidad con el que me identifico plenamente.  Es largo pero merece la pena.

También me ha gustado el soporte donde escribe  Marc Almodovar:   https://www.elsaltodiario.com

El mayor acto de desobediencia de los últimos 30 años

Ya está. Ya lo vimos. Ya sabemos, por fin, a qué se refería aquello del “¡a por ellos oé!”.

“Actuaremos con toda la inteligencia”, nos había alertado Rajoy. Menudo augurio.

Curioso retrato de la democracia española. En lugar que contar votos hemos estado contando heridos. Y llevamos más de 800. Una persona al borde de la muerte y un chico operado en el ojo por el impacto de una pelota de goma. Aquellos que venían a respetar las leyes, a defender la Constitución y el Estatut, se trajeron armamento prohibido en Catalunya para hacerlo.

Curioso retrato de la democracia española. Policías arrancando urnas.

Curioso retrato de la democracia española. La ley como cárcel. Las urnas como akelarre. Al Estado se le cayó toda careta.

No sé si hace falta resumir la operación policial. Si hace falta hablar de ese policía que salta tres escalones para caer encima de un peligroso hombre sentado en el suelo. O de ese otro que arrastra por las escaleras a una chica y le va rompiendo uno a uno los dedos mientras le mete mano y le lanza comentarios sexuales. O de ese otro que arranca cebollas jubiladas. O de ese grupo de antidisturbios que saltan la valla como poseídos para entrar en un colegio en Barcelona y empezar a repartir. Un avispado tuitero hablaba de “asalto a la valla de inmigrantes ilegales”. O de ese picoleto completamente desbocado que usa la cizalla durante cinco minutos para romper un cristal de una puerta en lugar de para cortar la cadena que impedía abrirla. Ante todas las cámaras.

En el pequeño pueblo de Fonollosa, 80 antidisturbios de la Civil arrasaron con los 70 votantes que hacían cola para entrar a votar. Con ellos y con el Ayuntamiento entero ya que les costó encontrar donde se ponían los peligrosos papelitos.

Ya no hablemos de la imagen de Puigdemont cambiando de coche en un túnel para evitar el seguimiento de los helicópteros policiales y poder votar mientras la civil arrasaba con todo en el colegio donde se le esperaba. Ante todas las cámaras. Con desfachatez. Imágenes de golpe de Estado, señores.

“Proporcionalidad”, no paraban de repetir Soraya desde Madrid, y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ejerciendo ya casi como de President interino, desde Barcelona. Proporcionalidad era reventar la cabeza a abuelos, aporrear a votantes estirados en el suelo y lanzar pelotas de goma a diestro y siniestro. Desde luego caló hondo entre las fuerzas policiales el discurso belicista de cierta brunete mediática que no paró de repetir aquello de “los escudos humanos de Puigdemont”. Escudos humanos, repito, para proteger la peligrosa arma de destrucción masiva de unas urnas. De unas urnas cuya hipotética operatividad oficialista había ya sido desarticulada. O eso nos habían dicho.

Mientras tanto, cuando en Catalunya teníamos 800 heridos, una persona en la UCI y otra operada del ojo por el impacto de unas ilegales (estas sí) pelotas de goma, en la portada del ABC se hablaba de seis policías heridos. No es broma. En la portada. En Telecinco se obviaba la actuación policial. Y en RTVE, donde el Consejo de Informativos ha estallado en ira por el sesgo implantado, se repetía una y otra vez la única imagen en que un cordón policial reculaba y les caía una botella de plástico. No pude ver más. Supongo que esa era la cobertura que necesitaba el Estado para desplegarse. Obviaban, sin embargo, que cientos de medios internacionales estaban aquí. Para cubrir precisamente todo esto.

Y mientras Le Monde decía en Francia que esta era la derrota de Rajoy, la CNN hablaba de la vergüenza de Europa y The Guardian hablaba que el estado había perdido, sale Rajoy y dice que hemos sido un ejemplo para el mundo. Ese hombre, que sigue viviendo en una galaxia muy muy lejana es quien efectivamente vive independizado de Catalunya. Él.

No han sido millones de catalanes los que han independizado Catalunya. Ha sido un Estado que ha tratado como colonia a sus gentes. La brecha en la cabeza de muchos catalanes ya no es solo una herida con sangre, es una ruptura emocional y factible que no se arreglará con diez puntos de sutura. Ni mucho menos con los 23 puntos que Mas planteó a Rajoy en 2014 y que aún aguardan respuesta.

Pero no es solo el PP. No nos equivoquemos. El cheque en blanco del PSOE, la dualidad de Sánchez, con esa tacticista equiparación entre Puigdemont y Rajoy, lo hace igualmente responsable. Y lo convierte en estrategia de estado. No es Rajoy quien independiza Catalunya. Es España, su estado y su régimen del 78 sin careta ni cartón, quien lo están haciendo.

Corre por las redes un meme que pide un minuto de silencio por esos bipolares que odian los catalanes pero no quieren que se vayan.

Pues eso. Minuto de silencio. O un día entero, por favor.

Y el tema central es que, de hecho, ya lo tenían. Tenían su foto. Habían desarticulado por todos los lados posibles el operativo referéndum. Podían apelar, como hacían, a la falta de protocolos homologables, las famosas garantías. Ignorarlo. Atacar luego a los políticos si pensaban darle efectividad práctica, y secesionista, alguna. Tras semanas a la búsqueda de las armas de destrucción masiva, de haber intervenido miles de carteles, millones de papeletas, cerrado webs a diestro y siniestro, asaltado imprentas, redacciones de medios de comunicación, intervenido la economía y casi también la policía catalana. Tras todo eso, la benemérita ocupaba desde hacía 24 horas el CTTI y el CETICAT e impugnaba aparentemente todo acceso al censo o a los sistemas de recuento. Parecía el golpe definitivo. Seguramente les jodía no haber encontrado las urnas, vale. Pero Albiol ya lo había finiquitado con eso de que su mujer guardaba la ropa sucia en una caja muy parecida. ¿O no?

El Govern no sabemos todavía si improvisando o aplicando los planes B, Z u Omega, cambiaba las reglas del juego. A 45 minutos de abrir los colegios, implantaba el censo universal, es decir, votar en todos lados. Desconcierto en las considerables colas que, ya desde las 4:30h, esperaban defender la apertura de los centros de voto. Cuatro horas y media antes. Dispuestos a defender como fuera este akelarre satánico convocado. La gente se votaba, literalmente, encima.

Como decimos, el Estado había desarticulado el operativo del referéndum montado por el Govern. Y fue la gente quien lo defendió. Ocupando colegios por 48 horas, escondiendo urnas en sus casa, organizando las mesas electorales, coordinándose con los barrios, haciendo cordones humanos para garantizar el voto, chavales bajando sus equipos informáticos para sortear el hackeo al censo electrónico y permitir que la gente diese su voto. Y pese a la represión. Pese a los impactantes vídeos que iban llegando. Pese al nerviosismo. Pese a la lluvia. Pese al miedo desenfrenado por una caverna mediática harta de repetir que eso era ilegal. Pese a todo. La gente votó. Votó y se quedó a defender su voto.

El hackeo constante al sistema de voto, así como el sabotaje a las líneas de wifi en algunos centros, ralentizó mucho el proceso. “Quitaos los datos de los móviles”, pedían desde un lado. A cada votante, una marea de aplausos y gritos de “votarem”. Y con la lluvia; impasibles. Y pese a las imágenes que llegaban, la gente se acercaba. “Yo no iba a votar”, me dice un hombre, “pero tras lo visto esta mañana, no podía quedarme en casa”.

Nonagenarios desafiando el miedo y alzando sus papeletas al aire. Éxtasis colectivo. Llamamientos a la paciencia y sobre todo a la calma ante la presencia de secretas. Una amalgama bestial de votantes en las colas. Ya lo he dicho, pero lo repito: que tengamos a miles de anarquistas defendiendo el voto es algo. Unos chavales que parecen más propios de MHYV [“Mujeres y hombres y viceversa”, programa de TV] que de una mani indepe, lanzando gritos en la cola a cada vídeo que iban viendo de las cargas policiales. A su lado, grafiteros de barrio que han pasado la noche defendiendo el colegio y que han sido los primeros en echarse la foto con las urnas y los pies en la mesa. Al más puro estilo 36. Catalanes jienenses destacando la locura vivida los últimos días. A su lado, señoras bien peinadas de claro perfil ANCero. El pueblo, su gente, señores. Con todas sus contradicciones. Esas son las brujas satanistas dibujadas por algunos en la meseta.

Este no fue el referéndum del Govern, ni el referéndum de Puigdemont. Cada uno le dará la lectura que quiera. Cada uno lo contará como quiera. Pero la lección de poder popular, de desobediencia, vivido ayer pese a todo, es enorme. Quizás hayamos visto, estemos viviendo, la mayor acción de desobediencia civil de los últimos 30 años en este rincón de mundo. Porque esto, señores, no va de Catalunya. No va de independencia. Al menos no independencia de los pueblos de la península.

 

… y cuando se conozca la verdad, ya no importe.

Después de una feliz  semana  sin tele y por aquello de que “igual nos perdemos algo” y, obviamente, porque gastamos por consumir, decidimos comprar otra. Como yo dije “para darnos el placer de apagarla”… y así es. Se pasa más horas apagada que encendida a lo largo del día. Rara vez encontramos en los cientos de  canales de movistar+  algo que nos interese ver. Series -como CSI que  ha envejecido tan mal que se nota todo el pobre entramado y guión, por no hablar de los sptich anticastristas del csi Miami, y son terriblemente aburridas-  emitidas por un canal en el que por cada cinco minutos de serie ponen 10 de publicidad… y qué publicidad!! es patética. Yo recuerdo hace años que había monográficos publicitarios en el plus que me encantaba ver. Había verdaderas obras de arte. Ahora solo son anuncios, machistas, misóginos, para jóvenes imbéciles, para niños repipis.. para hombres frustrados, mujeres llenas de taras…. uys… todo esto me suena de haberlo comentado más veces…Pues sigue igual.

Reconozco que apagar la tele empieza a ser un placer mayor que el de zapear, sobre todo a la hora de los telediarios que estuvieron viviendo de rentas, machaconamente, varios días gracias a la tergiversación del tema del atentado terrorista y sus posteriores manifestaciones del poder utilizando a la gente, en contra del terrorismo mientras en sus cuentas crecían los intereses por la venta de armas.  Teniendo en cuenta que la TVE 1 no la veo y Telecinco tampoco, la elección es cada vez más pequeña. Considerando que todas se unen para impartir la misma noticia en el mismo tiempo ( juraría que eso era denunciable en algún organismo pero no me acuerdo de cual) nos obligan a salirnos de los desinformativos. Eso sin contar los errores de pronunciación, composición gramatical e inadecuado uso de términos en una frase como “los helicópteros bajaban a las piscinas para coger combustible y apagar el fuego”. Agua=combustible?.

Y queda la opción de apagar o ver alguna serie  más actual que, cuando le quitas el sonido, se ve la fatal interpretación y la dirección infumable.

A veces TCM nos regala una pequeña maravilla, e incluso el Sundance… pero es en contadas ocasiones, así que la maldita pantalla permanece negra, plana, brillante. Decora más que encendida. Y me niego a incorporar los programas  a tableta y teléfono.

Cuando el franquismo no se podía leer ni un periódico. Ahora tampoco. No solo han pasado 40 años sin que avanzáramos, sino que nos hemos trasladado a los años 50, por lo que el retraso en información supera los 70 años.

No parece que nos demos cuenta.

Ayer  no me apeteció continuar con el post y ahora al retomarlo no puedo dejar de comentar que por la noche emitieron El Padrino primera parte. Yo tengo total devoción por la trilogía asi que me quede a verla una vez más y cuando Mike empieza a matar a diestro y siniestro nos miramos diciendo a la vez. “Son unos aficionados”y añadimos: “apagamos?”.

Ambos pensamos en lo que está pasando en nuestro país y hoy constatamos en el infame discurso de Rajoy que las versiones de la mafia de  Coppola  son casi infantiles al lado de nuestra realidad.

Mariano&friends sí que saben!

Agostos

Agosto. Parece un mes maldito. Pero no, solo es el mes que sigue a la rebelión del fascismo contra nuestro gobierno republicano y le correspondió ser el mes con más crímenes por metro cuadrado para eliminar cualquier intento del pueblo de oponerse a los opresores. Matar era la consigna. Primero le tocó a Badajoz  un referente de la brutalidad del fascismo, pero no el único. Esa matanza engloba todo lo que desde el mismo 18 de julio fueron haciendo en cada pueblo por el que pasaban. Días después le tocó a Granada ser el símbolo del horror con el asesinato de Lorca, pero esos no fueron los únicos crímenes brutales cometidos, si los más señalados La orden era no dejar enemigos vivos  detrás mientras se dirigían al Madrid.

Pero ya parece que la historia está escrita demasiadas veces de cómo cuándo, por qué…parece que no queda nada por decir, excepto que los muertos nunca supieron por qué estaban siendo asesinados. Como en Alemania, Chile, Argentina, Guatemala…. por hablar de países que nos quedan al lado y cuya historia nos es cercana, más o menos. A veces ni la nuestra nos es cercana porque nos la ha mutilado una y otra vez y no nos han dejado conocer la verdad. Ni siquiera en casa. Crecimos en la más absoluta ignorancia. Y silencio. A mi me dejó huella el silencio cuando, desde la ignorancia infantil, hacíamos preguntas que creíamos inocentes y recibían la fría respuesta,”son cosas de mayores, de eso no se habla…” pero el ambiente se había enrarecido y  a menudo nos íbamos a la cama con la sensación de haber dicho algo malo. Otras seguíamos jugando sin pensar aunque percibíamos el malestar de los mayores.

Y es que el calor de agosto nos deja la sensación de que se acaba el verano, de que septiembre está a la vuelta de la esquina y empieza un nuevo curso. Para mi el año empezaba a la vez que las clases y no en enero.

Estaba yo escribiendo esto cuando aparece la noticia del atentado de Barcelona. Y dejé de escribir. Muda, sin ganas de saber nada más a sabiendas de que son los mismos que acabaron con Federico, idearon la matanza de Badajoz, el ataque a Gernika y a Almería, los responsables de todos los bombardeos a la población madrileña, de todos los asesinatos fuera del frente ante los paredones de los cementerios. Son siempre los mismos. No ha cambiado nada. Pero ellos insisten en que los responsables del ataque son unos chavales a los que llaman hombres una y otra vez. Han cumplido sus propias predicciones

No se puede decir que no avisen. Y a mi me dejan sin habla y sin ganas de  ponerme frente a esta pantalla si no es por razones puramente laborales. Este mundo me queda ya muy grande y además no me gusta. Siempre estamos en manos de los mismos y no parece que eso tenga solución porque nosotros olvidamos la historia. No hay más que leer los comentarios de los cientos de personajes que pululan por facebook y que estuve bloqueando como quien come pipas. Ha sido insoportable.

Es insoportable.

Enfermos y sin futuro

Se acabó acudir a bez    para enterarnos de las cosas, de los artículos de interés y con sentido. Cierra porque  es un medio sin financiación gubernamental y por tanto con libertad de expresión. Pero sin pasta. Cierra y lo hace con una  carta llena de verdades que no admiten réplica.

“Un país que aguanta sin la menor rebeldía la imagen de su presidente del Gobierno testificando en un juicio de corrupción del partido político que preside y lo hace con la complicidad de los medios de comunicación que le jalean sus habilidades de prestidigitador de la mentira, es un país enfermo y sin futuro.”

Salirse de ese aprisco, renunciar a entrar en él, lleva a la soledad y al olvido. Y, lo que es peor, a ser incluido en esa categoría social tan denostada, “los raros”.

Pero para conocerla íntegra es mejor que pinchéis sobre la palabra carta  de más arriba y  leáis el artículo. No tiene desperdicio.

He decidido traerla a mi blog  porque no quiero perderme ni uno solo de los artículos que han publicado. Gracias Juan Zafra y Braulio Calleja

Los medios habituales hablan de empates en las preferencias del público por las cadenas televisivas. Asi, los telediarios de telecinco y de la cadena estatal, empatan. Pues claro, suelen estar acoplados y son cada uno más vergonzoso que el otro. Con eso no salvo ni a antenatres ni a la sexta que  es la cadena más amarilla de todas, ni siquiera a la cuatro, que hace mucho tiempo que dejó de ser referente de independencia. Si es que en realidad lo fue alguna vez

La prensa se empeña en poner  en evidencia las diferentes explicaciones de Mariano sobre las cuentas del partido en el años 2000 y diecisiete después. Qué mas da lo que dijera entonces si mentía también.!. Todos sabemos que ha mentido. Los jueces también… pero no pasa nada. Tienen el poder, todo el poder y la oposición está muy ocupada poniéndole fácil este  gobierno en minoría, mucho más cómodo que con mayoría absoluta puesto que “participan” los partidos de la oposición en las decisiones de gobierno. Mejor disfraz imposible. Ya no necesitan decretos.

No hemos avanzado nada.  “¿Dónde estábamos cuando llevaban en camiones a los niños a los campos de exterminio? ¿Acaso estábamos sordos, mudos, ciegos? No es cierto que no veíamos. Es que no queríamos ver” (Burt Lancaster en “Vencedores y Vencidos”)”

Por encima de nuestras posibilidades

Qué mesecito más complejo está acabando! Cuantas cosas juntas y sin que se mueva nada!

Nos han insultado una y otra vez con parámetros no conocidos desde el más duro franquismo y, menos llevarnos al paredón físicamente de momento al menos, nos han hecho  los más despreciables avasallamientos que se conocen. Pero es que la cervecita en la terracita está tan rica aunque luego el resto del año no tengas para tomar otra! Los esclavos  explotados no se quejan de lo que cobran y de las horas sin cobrar. “Es lo que toca” he escuchado decir a alguno. Y yo no doy crédito a mis oídos. Es más, prefiero el silencio de mis compañeras  de trabajo ante todo lo que ocurre fuera de nuestras cuatro paredes, como si no existiera Rajoy ni Blesa, ni ningún personaje indecente de los que estamos rodeados. 

Intenta ser un mundo aséptico y a pesar de que nuestro trabajo por sus características  nos proporciona un contacto directo con la realidad más dura, no se plantean las causas de esa realidad, como si cayera de la nada. Cosas que pasan. Siempre hubo pobres y ricos. Siempre… siempre… siempre… y eso  justifica todo.

Por un lado obliga a olvidar lo que sucede ahí fuera  y yo, si no fuera por las redes sociales a las que echo un vistazo de vez en cuando, ni me enteraría de nada porque, además, estoy sin televisión desde hace una semana y me encanta la sensación. Me recuerda los 10 años que estuvimos sin ella hasta que mis amigos se empeñaron en que debíamos tener una ya que al estar conectados al cable la pagábamos. Pagábamos por no tener televisión. Ahora me estoy planteando seguir sin ella otra vez y volver a pagarla sin verla. Total son canales del régimen fascista que desinforman .. No recuerdo tanta unanimidad desde que  se impuso el franquismo.

No sabía que nos podíamos permitir una dictadura tan obscena. Está muy por encima de nuestras posibilidades.

Romanones se quedó sin frase

Hoy todo lo que diga puede ser usado en contra mía. Incluso lo que pienso. Pienso en el salvaje fascismo que nos dispara con balas dum dum desde todos los medios. Todos. Pienso en el robo, en la desfachatez, el crimen y la indecencia condecorados. Pienso en una justicia que no se puede llamar así porque los jueces los son para beneficio de corruptos en nombre de la democracia porque los políticos legislan para facilitar a los jueces que se enmierden al máximo con la ley en la mano, con esos recovecos oscuros que solo conocen quienes la hacen. Pienso que un día hace muchos años mi amiga Juana Ginzo me dijo que se iba a morir sin ver gobernar la izquierda y cuando llegó Zapatero al poder pensé que ella se había equivocado. Pero no, tenía razón. Yo también me voy a morir sin ver gobernar la izquierda, porque la izquierda está avergonzada de que la señalen como izquierda vista desde el franquismo, perspectiva que caló hondo en la población. Es la primera en admitir el papel de mala malísima, portadora de todas las desgracias con que la etiquetó  la derecha asesina de este país. Es la primera en justificarse y,  desconcertada, habla de que cabemos todos, que ya no hay derechas ni izquierdas. Que eso ya es antiguo. No somos lo que os dijeron que éramos. Tranquilos.

Y es cierto: Solo hay derechas. Romanones no podría decir hoy lo de “creí que ganábamos los liberales y ganamos los conservadores”. Se acabó disimular.

Hoy he notado como flotaba, con más fuerza que nunca, el fascismo en el ambiente, inundándolo todo, como un tsunami atronador. Hoy más que nunca sé que ellos ganan por goleada. Y en las pantallas  un todos a una mostrando gente sonriente  con las paellitas, las terracitas, el solecito y las cervecitas, junto con los anuncios de bebidas espiritosas que nos hacen sentir que somos otra persona: guapa, rica, sexy, poderosa.

Y yo los miro y me dan asco.

Y todo esto sin mencionar las genuinas fiestas patrias para hombres. Eso ya supera todo lo que pueden aguantar mis neuronas.

Ah…. ahora mismo, mientras escribo, los desinformativos son Venezuela y Miguel Angel Blanco.

Corroborando mi náusea permanente.