Categoría: Vértigo

Agostos

Agosto. Parece un mes maldito. Pero no, solo es el mes que sigue a la rebelión del fascismo contra nuestro gobierno republicano y le correspondió ser el mes con más crímenes por metro cuadrado para eliminar cualquier intento del pueblo de oponerse a los opresores. Matar era la consigna. Primero le tocó a Badajoz  un referente de la brutalidad del fascismo, pero no el único. Esa matanza engloba todo lo que desde el mismo 18 de julio fueron haciendo en cada pueblo por el que pasaban. Días después le tocó a Granada ser el símbolo del horror con el asesinato de Lorca, pero esos no fueron los únicos crímenes brutales cometidos, si los más señalados La orden era no dejar enemigos vivos  detrás mientras se dirigían al Madrid.

Pero ya parece que la historia está escrita demasiadas veces de cómo cuándo, por qué…parece que no queda nada por decir, excepto que los muertos nunca supieron por qué estaban siendo asesinados. Como en Alemania, Chile, Argentina, Guatemala…. por hablar de países que nos quedan al lado y cuya historia nos es cercana, más o menos. A veces ni la nuestra nos es cercana porque nos la ha mutilado una y otra vez y no nos han dejado conocer la verdad. Ni siquiera en casa. Crecimos en la más absoluta ignorancia. Y silencio. A mi me dejó huella el silencio cuando, desde la ignorancia infantil, hacíamos preguntas que creíamos inocentes y recibían la fría respuesta,”son cosas de mayores, de eso no se habla…” pero el ambiente se había enrarecido y  a menudo nos íbamos a la cama con la sensación de haber dicho algo malo. Otras seguíamos jugando sin pensar aunque percibíamos el malestar de los mayores.

Y es que el calor de agosto nos deja la sensación de que se acaba el verano, de que septiembre está a la vuelta de la esquina y empieza un nuevo curso. Para mi el año empezaba a la vez que las clases y no en enero.

Estaba yo escribiendo esto cuando aparece la noticia del atentado de Barcelona. Y dejé de escribir. Muda, sin ganas de saber nada más a sabiendas de que son los mismos que acabaron con Federico, idearon la matanza de Badajoz, el ataque a Gernika y a Almería, los responsables de todos los bombardeos a la población madrileña, de todos los asesinatos fuera del frente ante los paredones de los cementerios. Son siempre los mismos. No ha cambiado nada. Pero ellos insisten en que los responsables del ataque son unos chavales a los que llaman hombres una y otra vez. Han cumplido sus propias predicciones

No se puede decir que no avisen. Y a mi me dejan sin habla y sin ganas de  ponerme frente a esta pantalla si no es por razones puramente laborales. Este mundo me queda ya muy grande y además no me gusta. Siempre estamos en manos de los mismos y no parece que eso tenga solución porque nosotros olvidamos la historia. No hay más que leer los comentarios de los cientos de personajes que pululan por facebook y que estuve bloqueando como quien come pipas. Ha sido insoportable.

Es insoportable.

Enfermos y sin futuro

Se acabó acudir a bez    para enterarnos de las cosas, de los artículos de interés y con sentido. Cierra porque  es un medio sin financiación gubernamental y por tanto con libertad de expresión. Pero sin pasta. Cierra y lo hace con una  carta llena de verdades que no admiten réplica.

“Un país que aguanta sin la menor rebeldía la imagen de su presidente del Gobierno testificando en un juicio de corrupción del partido político que preside y lo hace con la complicidad de los medios de comunicación que le jalean sus habilidades de prestidigitador de la mentira, es un país enfermo y sin futuro.”

Salirse de ese aprisco, renunciar a entrar en él, lleva a la soledad y al olvido. Y, lo que es peor, a ser incluido en esa categoría social tan denostada, “los raros”.

Pero para conocerla íntegra es mejor que pinchéis sobre la palabra carta  de más arriba y  leáis el artículo. No tiene desperdicio.

He decidido traerla a mi blog  porque no quiero perderme ni uno solo de los artículos que han publicado. Gracias Juan Zafra y Braulio Calleja

Los medios habituales hablan de empates en las preferencias del público por las cadenas televisivas. Asi, los telediarios de telecinco y de la cadena estatal, empatan. Pues claro, suelen estar acoplados y son cada uno más vergonzoso que el otro. Con eso no salvo ni a antenatres ni a la sexta que  es la cadena más amarilla de todas, ni siquiera a la cuatro, que hace mucho tiempo que dejó de ser referente de independencia. Si es que en realidad lo fue alguna vez

La prensa se empeña en poner  en evidencia las diferentes explicaciones de Mariano sobre las cuentas del partido en el años 2000 y diecisiete después. Qué mas da lo que dijera entonces si mentía también.!. Todos sabemos que ha mentido. Los jueces también… pero no pasa nada. Tienen el poder, todo el poder y la oposición está muy ocupada poniéndole fácil este  gobierno en minoría, mucho más cómodo que con mayoría absoluta puesto que “participan” los partidos de la oposición en las decisiones de gobierno. Mejor disfraz imposible. Ya no necesitan decretos.

No hemos avanzado nada.  “¿Dónde estábamos cuando llevaban en camiones a los niños a los campos de exterminio? ¿Acaso estábamos sordos, mudos, ciegos? No es cierto que no veíamos. Es que no queríamos ver” (Burt Lancaster en “Vencedores y Vencidos”)”

Romanones se quedó sin frase

Hoy todo lo que diga puede ser usado en contra mía. Incluso lo que pienso. Pienso en el salvaje fascismo que nos dispara con balas dum dum desde todos los medios. Todos. Pienso en el robo, en la desfachatez, el crimen y la indecencia condecorados. Pienso en una justicia que no se puede llamar así porque los jueces los son para beneficio de corruptos en nombre de la democracia porque los políticos legislan para facilitar a los jueces que se enmierden al máximo con la ley en la mano, con esos recovecos oscuros que solo conocen quienes la hacen. Pienso que un día hace muchos años mi amiga Juana Ginzo me dijo que se iba a morir sin ver gobernar la izquierda y cuando llegó Zapatero al poder pensé que ella se había equivocado. Pero no, tenía razón. Yo también me voy a morir sin ver gobernar la izquierda, porque la izquierda está avergonzada de que la señalen como izquierda vista desde el franquismo, perspectiva que caló hondo en la población. Es la primera en admitir el papel de mala malísima, portadora de todas las desgracias con que la etiquetó  la derecha asesina de este país. Es la primera en justificarse y,  desconcertada, habla de que cabemos todos, que ya no hay derechas ni izquierdas. Que eso ya es antiguo. No somos lo que os dijeron que éramos. Tranquilos.

Y es cierto: Solo hay derechas. Romanones no podría decir hoy lo de “creí que ganábamos los liberales y ganamos los conservadores”. Se acabó disimular.

Hoy he notado como flotaba, con más fuerza que nunca, el fascismo en el ambiente, inundándolo todo, como un tsunami atronador. Hoy más que nunca sé que ellos ganan por goleada. Y en las pantallas  un todos a una mostrando gente sonriente  con las paellitas, las terracitas, el solecito y las cervecitas, junto con los anuncios de bebidas espiritosas que nos hacen sentir que somos otra persona: guapa, rica, sexy, poderosa.

Y yo los miro y me dan asco.

Y todo esto sin mencionar las genuinas fiestas patrias para hombres. Eso ya supera todo lo que pueden aguantar mis neuronas.

Ah…. ahora mismo, mientras escribo, los desinformativos son Venezuela y Miguel Angel Blanco.

Corroborando mi náusea permanente.

No critiques a tus enemigos que a lo mejor aprenden

Murió Juan Goytisolo. A estas alturas ya pasó la noticia y sus restos descansan en Larache, al lado de su amigo Jean Genet. Ambos referentes de mis lecturas. Juan desde 1976 y Jean Genet 10 años después de la mano de mi mejor amigo, Marino. Ambos fueron lectura obligada que llenaron horas y horas de  largas charlas placenteras.

En 1976 revisando la biblioteca de un conocido tropecé con “Señas de identidad” y cuando vio  que yo lo hojeaba interesada me dijo ” Si te apetece  llevátelo, te lo regalo. Me lo trajeron cuando estuve en el hospital y no fui capaz de pasar de la tercera hoja”. Yo tenía referencia del autor gracias a mi maravilloso profesor de literatura de COU, Jose Bolado que , como ya dije, abrió mis ojos y mi mente con su lista de autores españoles imprescindibles (Carranque, Goytisolo, Felipe Trigo, Max Aub, Valle Inclán, Baroja, Sender..) que grabados en mi cabeza los buscaba en librerías, bibliotecas  e, incluso, en las estantería de conocidos. Algunas veces con mucho éxito, como  este primer libro que cayó en mis manos, y desde entonces no pude ya prescindir de su obra. Durante años alrededor de la fecha de mi cumpleaños  salía a la venta un libro suyo y se convertía en el regalo más deseado.

Ahora que Juan ya no está puedo escuchar sus palabras en entrevistas grabadas, leer uno a uno sus libros de nuevo, ver la magnífica serie Alquibla que me puso en contacto con Luis Delgado, su músico, mi músico favorito con quien viví algunas anécdotas divertidas y a quien aprecio profundamente por lo que hace y como lo hace.

O sea que Juan sí que está, sigue aquí. Lo vi por primera vez en los cursos de verano del Palacio de la Magdalena de Santander, en 1982, y fui incapaz de acercarme a él porque no se me ocurría nada medianamente coherente que decirle. Estaba solo esperando la hora de su curso, al que asistí desde fuera del aula, desbordada de gente. Fue toda una experiencia (me encantaba su voz) inolvidable. Para entonces ya había leído varios de sus libros de la primera época.

En 2004 asistí a su conferencia en la Universidad de Oviedo y, por fin pude estrechar su mano  y pedir que me firmara su último libro “Telón de boca“. No era plan llevarlos todos. Estuvimos unos momentos hablando distendidamente  con él y,  mirando a uno de mis amigos, le preguntó si era turco. Guapo Arturo!.

El último libro de Juan Goytisolo, de poemas, me lo regaló, una vez más, Marino “Ardores, cenizas, desmemoria” (2012)

Mi agradecimiento por haber coincidido en parte de su tiempo y proporcionarme textos impagables con su mirada sobre sí mismo y sobre la realidad de nuestro país, no tiene límite.

Darse cuenta…

Tormenta en el Psoe y en la realidad, el pasado domingo

Hay que ver como está el panorama! Empieza a ser una vorágine que atrapa y no deja ni pensar.

Hace unos días Barbijaputa escribía un artículo que levantaba ampollas, pero solo entre quienes no necesitamos  que nos lo cuenten. Dudo mucho que haya llegado a otras mentes, visto lo visto.

Hoy Isaac de la Rosa escribe también sobre algo que a mi se me pasó por la cabeza porque me resulta increible que se pueda ser tan brutal y no darse cuenta. Seguir erre que erre a sabiendas que no tienes razón y estas viendo la realidad decir que por ahí no vas a ningún sitio. Es tanta la prepotencia que hay que “jodella y no enmedalla” cueste lo que cueste? Son tan imbéciles y han estado en el gobierno taaaantos años?(dios y yo los he votado!) No lo parecían… Así que Mariano que sí lo parece ignoro cual será su nivel de idiocia. Incapaz de hacer una aproximación porque debe de ser sideral. O a lo peor es más listo que todos ellos.

Yo intento alejarme pero a poco que me descuido me envuelve la vorágine y salgo de la contienda con pelos de loca. Me refugio en el cine pero inevitablemente me vienen a la cabeza peliculas que está bien recuperar para no perder el norte.

Memorias del subdesarrollo, del gran Gutiérrez Alea. Una película del 68 absolutamente vigente en sus planteamientos (creo que he hablado mil veces de ella). Esta es una, pero hay más de esos años, como La muerte de un burócrata que es el espejo absoluto de nuestro maldito sistema, no solo del cubano revolucionario, que reproduce nuestros erores. Aquí no somos nada revolucionarios y la burocracia nos puede matar. Lo peor viene luego para demostrar que te has muerto.

Esto me hace recordar esta frase que circula por facebook, atribuida a Ayn Rand hablando del sistema comunista y que la gente comparte pensando que lo que nombra es lo que está pasando aquí, en un sistema capitalista hacia el que ella huyó y defendió con frases  intragables del tipo de esta: 

Algo  de lo que el gobierno de Rajoy puede dar fe que es así.

Otra película que me viene al recuerdo en estos tiempos la  vi en 1986  una tarde en un cine de Varadero en el que entramos por curiosidad  “Darse cuenta”. Estaba empezada y no me enteré bien, pero me dejó huella y en cuanto pude la volví a ver porque intuí que merecía la pena. Me gusta mucho y el título es una de las frases que más utilizo. Darse cuenta.

Y me gusta refugiarme en películas que puedo mirar cien veces sin cansarme: El Topo, en la que Colin Firth, de la mano de Gary Oldman, Benedict Cumberbach y unos secundarios tan grandes como ellos, hace el papel de su vida.

Gosford Park (y cualquier otra de R. Altman, por supuesto) que pude volver a ver el domingo mientras  en la Sexta   Ferreras, con la mano “limpia pantallas” habitual en sus tertulias más enfáticas, bramaba con los resultados del PSOE que todos esperábamos excepto, al parecer, los mandamases empeñados en apretar las tuercas al que se quisiera salir del tiesto, de tal manera  que consiguieron más avales que votos y que la genta perdiera el miedo. Miedo a que? a que no te den un puestín los que lo tienen en la cuerda floja? Bastante tienen con pelear para ellos como para dar nada.

Parece que la gente empieza a saber como quitárselos  de encima: decir que si y hacer  lo que te de la gana.  Están perdiendo el temor a sus amenazas fascistas de represalias  y corrupción. Se creen Maquiavelo y no llegan butroneros.

 Será  que la militancia se dio cuenta, por fin? En esa rama también hay mucho trepa, a ver si lo identifican y no se les quita la ilusión.

Los barones del PSOE son los de la obediencia ciega, como a Franco… no aprendieron todavía. O esta vez si, quien sabe. A ver si se logra.

Patas de araña

La pantalla en blanco es como la hoja en blanco: me da vértigo y no sé por donde empezar, así que recurro a lo más fácil: lamentar que no sé por donde empezar. Pone algo  negro en este espacio impoluto. Patitas de araña o así.

Y es que otra vez me cuesta mirar hacia adentro porque hay demasiados estímulos ahí fuera. Estímulos irritantes, of course.

Yo me pregunto a quien le interesa que los actuales mandatarios y acólitos no sigan robando, después de tantos años haciéndolo. Es porque creen que ahora les toca a ellos?

Porque me parece demasiada casualidad que cada día nos salga, como un hongo, un corrupto a la palestra. Llevamos años sabiendo de su corrupción y robo. Por qué ahora?

A lo mejor los que les van a sustituir piensan que se han pasado, que no les dejan nada y que ya está bien. Ahora les toca a ellos.

Desgraciadamente no creo que sea por justicia social ni nada que se le parezca. Me huele mal tanto destape repentino tras tan largo silencio.

A lo peor es que soy mal pensada, o solo estoy quemada de tanta basura de un lado y otro.

Con qué ánimo podemos depositar  un voto en la urna?

Harta no es la palabra que me define

http://www.eldiario.es/economia/pelotazo-millones-publica-Mercasa-Angola_0_636587031.html

http://www.eldiario.es/politica/Ignacio-Gonzalez-Gobierno-madrileno-telefonos_0_636587229.html

http://www.eldiario.es/economia/Hoy-poblacion-riesgo-pobreza-Rajoy_0_636936501.html

Y esto  son noticias solo hoy…

 Me siento superada.! Yo en realidad venía aquí a hablar del 25  de abril portugués, pero no tengo fuerzas.

Indefensión

No sé si conseguiré que salgan las palabras. Es como un tapón que no deja que fluyan y no encuentro las que puedan expresar lo que quiero

Se me murió como el rayo, Victor, con quien tanto quería. Lo dice el poeta y lo incorporo porque es una realidad tras 18 años de amistad y risas. Era inteligente, peleón, ingenioso, lletra-ferit, leal, sibarita, republicano y, lo más increible, del zaragoza con toda la pasión!. Cuando a través del facebook alguien comentó su muerte supe que era verdad, que parecía increíble lo que leía, pero que era verdad.

Un infarto  repentino del que no se recuperó. Me fui a  dormir pensando en él y esta mañana me desperté recordando a mi viejo amigo Try. Inolvidable.

Por si si eso fuera poco, alguien muy, muy querido de mi juventud perdió por completo su sitio en nuestro mundo y está ingresada en un hospital de salud mental. Llevaba mucho tiempo perdida y no es algo que me sorprenda, pero me ha golpeado un agudo dolor porque sé que estuvo sola todos esto años, que se perdió hace mucho gracias a nuestra mentira social heredada de lo peor del franquismo y nunca recuperó su sitio.

Una personas inteligente- estudiamos juntas-  una magnífica profesional hasta que fue perdiendo el suelo que pisaba por creer que las cosas que iban mal en su vida privada eran culpa suya y no de quien estaba a su lado. Jamás se consideró a la altura de sus parejas, cuando en realidad fueron sus parejas lo más despreciable que recuerdo. La primera, porque no eran buenos tiempos para los homosexuales. La segunda y definitiva, que acabó con ella, porque jamás se mostró satisfecho de nada de lo que ella hacía o decía y ella se autoculpó de su escasa valía. Ha sido un proceso muy largo que empieza con sus 17 años y ahora, más de cuarenta años después, la deja encerrada. Solo espero y deseo que alguien, lejos de su maltratador por omisión, consiga hacerla ver que vale mucho. Muchísimo.

No ha sido la mejor semana. He vuelto a recordar lo peor de nuestra adolescencia, todo lo que no entendíamos y nos dejaba indefensas ante la realidad que no se parecía en nada a lo que nos habían enseñado padres, curas, profesores y todo lo que nos rodeaba. Y he mencionado eso más veces tratando de analizarlo  con distancia.

Yo la quería mucho y de hecho, tras perdernos la pista por lejanía territorial, cuando apareció Facebook fue la primera persona que busqué. Desde entonces solo nos vimos una vez  y  hablamos varias, pero ella ya estaba lejos en un mundo que no se parecía en nada al  día a día, porque ese día a día no lo soportaba, siempre pensando que era por culpa suya que fuera todo tan mal.

En fin supongo que para mi ha sido una suerte encontrar siempre personas que nunca me hicieron sentir mal conmigo misma y sobre todo estar con quien  propició y apoyó mi empoderamiento personal sin cuestionarme las decisiones, excepto cuando, en un arrebato pasional, propuse que lo mejor era dejar mi carrera, aún iniciándose, y dedicarme a él,  a lo que me respondió “si quieres odiarme el resto de tu vida, hazlo”.  Eso fue hace 35 años y sigo volando sin ninguna cortapisa. No me imagino de otra manera.

Hablo de mi porque me cuesta asumir todo el dolor e insatisfacción que acabó con mi amiga querida que nunca entendió por qué después de tanto esfuerzo en  ser perfecta, mimetizándose con los gustos y creencias de quien siempre estaba insatisfecho de todo lo que le rodeaba, perdiendo su propia identidad para poder sacarle una sonrisa alguna vez, nunca lo logró y hoy el resultado es su ingreso en una clínica. Al menos, lejos del torturador, igual recuerda quien es ella misma. No lo sé.

Se me confirma, cada vez más,  la importancia de aquellos años setenta con más sombras que luces, que nos han atacado y, en casos como este, derrotado.