Se repite, y empeora, año tras año

8emeSe cumplieron todas y cada una de las expectativas de la autora aunque hay que decir que, sin quitar mérito alguno a su reflexión, era fácil. Es una situación reiterativa año tras año y sigue aumentado, más si cabe, con esto de las redes sociales, y parece no tener límites

Yo como cada año por estas fechas estoy desolada. Y no sé si es porque soy mas vieja o porque  este año superaron todas mis expectativas o por ambas cosas pero,  socialmente, estoy hecha un guiñapo anímico.

En mi entorno inmediato de trabajo, ni se menciona el Día Internacional de la Mujer (somos todas mujeres) como si no existiera. Bueno, tampoco se mencionan otras miles de cosas más del día a día, así que no debería sorprenderme. Es como si  al entrar en estos despachos nos aisláramos de la realidad, cada una centrada en sus miserias. Y lo peor es que lo agradezco: la última vez que hablamos de algo fue del encarcelamiento de los titiriteros que una trabajadora justificó y sus amigos, todos progresistas y de izquierdas según los definió, estaban de acuerdo con esa  actuación del poder. Yo dije que con esos amigos no necesitaba enemigos. Entendí la inutilidad de discutir  sobre el tema. No va a modificar su postura un ápice, como  demostró ante las cuestiones e interrogantes que le  planteé.

Desde entonces la sociedad no ha entrado en nuestras oficinas.quien-es-feminista-y-no-es-de-izquierdas-carece-de-estrategia-rosa-luxemburgo-1871-1919

 Lo peor es que últimamente me horroriza aún más la banalidad con que la progresía trata el tema de mujer, a través de carteles infantilizados cuando no  vomitivos, que la chabacanería habitual y conocida de la derecha, que nunca nos sorprende pero puede superar año tras año nuestras peores perspectivas sobre ellos.

Menos mal que acabo de leer el blog de Clara y pienso que, al borde de los 17, esta mujer me hace concebir alguna esperanza en el futuro. Tenue, porque me consta que alguien como ella es muy poco frecuente. Hasta, si me apuras, nada frecuente.

Publicado en Noticias y política, Sensaciones, sentimientos | Deja un comentario

Argumentos inconsistentes, gritos ensordecedores

forgestrabajoHace un par de días entré en una librería del pueblo porque  no puedo dejar de pasar por allí de vez en cuando a mirar. A pesar del kindle, del e-book me siguen apeteciendo los libros de papel.

Andaba yo  buscando por las estanterías (hay que ver cuanta basura se publica de gente que no tiene nada que decir y lo hace en tomos gigantescos)  cuando llegó una señora con malos modos preguntando por un sorteo que pensó que ya se había celebrado pero la fecha  era en marzo.  Se dio la vuelta farfullando por haberse equivocado y salió como entró: sin saludar ni despedirse.

La dueña de la librería se lamentó de la constante crispación que manifestaban las actitudes de la gente. Yo le respondí que estábamos todos de mal humor, algo comprensible por otra parte, pero que había personas que además de mal humor tenían necesidades y, como aún estábamos a día 8,  no habían cobrado el “paro”, porque los bancos durante 10 días se dedican a sus gestiones de mejorar su rentabilidad con el dinero  que el día 1 se ingresa desde el estado para repartir en las diferentes cuentas de gente que cobra casi limosna. Pero hasta el día 10 no lo cobran. Ese dinero, cuenta  a cuenta es una miseria, pero todas juntas y durante 10 días suponen una importante fuente de intereses (la banca gana siempre).

La falta de dinero contante y sonante (cash que dicen los modernos), ya la había detectado en el supermercado por el que había pasado antes. No había nadie. En cambio el sábado siguiente, 11, estaba abarrotado con carros totalmente llenos.

Por un lado la gente no tiene dinero, está de mal humor y apenas invierte un segundo en saludar ni en eso que llaman educación. Demasiado ensimismada en sus problemas.

La falta de empleo crea ambientes poco amables y hace que nos miremos todos de reojo.

Lo peor es que cuando hay empleo  tampoco mejoran mucho las cosas. El centro de salud mental está a rebosar de empleados/as con tratamiento médico. Ya no es un sitio para locos. Es un sitio para trabajadores que se enfrentan día a día a situacionacosoes  de acoso, malestar, envidias, rencores y todo tipo de zancadillas.

Los jefes siguen, como capataces negreros de época, pensando que gritar y dar ordenes con voz amenazante continúan siendo las señas de identidad del que manda. Sobre todo cuando desconocen por completo la labor de los que creen sus subordinados. Entonces gritan aún más y descalifican  machaconamente la capacidad de trabajo y el saber hacer del personal que es quien, en resumidas cuentas, saca las castañas del fuego. Siendo personas no sería más fácil trabajar?. Pero lo de ser persona es algo que casi nadie consigue, por más que se empeñen en asegurar ” es que yo soy una persona…”.

 Me pregunto qué necesidad hay de arrastrar por los suelos la profesionalidad de los demás para intentar demostrar que ellos sí saben de que hablan. Para mi es el indicativo de justamente lo contrario: no saben de que va el tema y por eso gritan. Como el jesuita que preparaba su discurso y en algunos puntos añadía el comentario: (argumento de escasa consistencia, gritar mucho).

Y cuando los argumentos les  fallan suelen tener la costumbre de ignorar a quien se le ocurre  manifestar libre y públicamente un pensamiento diferente del suyo. Entonces ellos mismos crean sus propios rencores hacia los que se manifiestan de manera diferente.

Y es que aún no hemos superado el maldito treintayseis y pensar diferente del que manda sigue siendo condenable pero, además, tenemos que aguantar a los  los políticos cada día en sus guerras particulares con el “pues anda que tú”, como todo razonamiento.

Publicado en girando, Palabras, Vértigo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Solo un poco aquí

El horrorLlevo unos días pensando que me cuesta cada vez más sentir sensaciones. Todo transcurre fuera y es como si llenara el espacio completamente. No deja tiempo  ni lugar para las emociones esas que, para bien o para mal, agitan  intensamente el ánimo.

Esta fría mañana al llegar al trabajo nos informan que un compañero muy querido de 57 años se entierra hoy. Rotura de aorta y no superó la operación. Era vital, agradable, generoso, eficiente. Trabajar con él fue  una suerte así que la noticia nos ha dejado sin habla.

Yo pensé en voz alta “con la cantidad de hijos de la gran puta que siguen vivos!”… y no me refiero a los políticos, que también. De esos me sobran el 95%, siendo generosa con los que no considero prescindibles.

Total que si para sentir algo de eso que  te descoloca completamente por dentro es necesario que muera alguien a quien aprecias como persona y compañero, prefiero convertirme en un corcho.

Nada es para siempre en la tierra:
Sólo un poco aquí.

Hasta siempre Luis Casillas. Fuiste un soplo de aire fresco entre tanta burocracia.

Publicado en girando, Sensaciones, sentimientos, Vértigo | 1 Comentario

El color del cristal con que se mira

ovejas del belén del Centro de Día de Vegadeo elaboradas por sus usuarias/os

ovejas del belén del Centro de Día de Vegadeo elaboradas por sus usuarias/os

Como no quiero hablar de política y me resulta imposible escaparme de las noticias que se suceden como avalanchas de horror en este, supuesto, nuevo año, me acerco a la literatura como refugio y para expresar, en parte,  el malestar que me produce el día a día.

EL CAMALEÓN QUE FINALMENTE NO SABÍA DE QUÉ COLOR PONERSE

En un país muy remoto, en plena Selva, se presentó hace muchos años un tiempo malo en que el Camaleón, a quien le había dado por la política, entró en un estado de total desconcierto, pues los otros animales, asesorados por la Zorra, se habían enterado de sus artimañas y empezaron a contrarrestarlas llevando día y noche en los bolsillos juegos de diversos vidrios de colores para combatir su ambigüedad e hipocresía, de manera que cuando él estaba morado y por cualquier circunstancia del momento necesitaba volverse, digamos, azul, sacaban rápidamente un cristal rojo a través del cual lo veían, y para ellos continuaba siendo el mismo Camaleón morado, aunque se condujera como Camaleón azul; y cuando estaba rojo y por motivaciones especiales se volvía anaranjado, usaban el cristal correspondiente y lo seguían viendo tal cual.

Esto sólo en cuanto a los colores primarios, pues el método se generalizó tanto que con el tiempo no había ya quien no llevara consigo un equipo completo de cristales para aquellos casos en que el mañoso se tornaba simplemente grisáceo, o verdeazul, o de cualquier color más o menos indefinido, para dar el cual eran necesarias tres, cuatro o cinco superposiciones de cristales.

 www.filmaffinity.com/es/film131808.html

Pero lo bueno fue que el Camaleón, considerando que todos eran de su condición, adoptó también el sistema. Entonces, era cosa de verlos a todos en las calles sacando y alternando cristales a medida que cambiaban de colores, según el clima político o las opiniones políticas prevalecientes ese día de la semana o esa hora del día o de la noche.

Como es fácil comprender, esto se convirtió en una especie de peligrosa confusión de las lenguas; pero pronto los más listos se dieron cuenta de que aquello sería la ruina general si no se reglamentaba de alguna manera, a menos que todos estuvieran dispuestos a ser cegados y perdidos definitivamente por los dioses, y restablecieron el orden.

Además de lo estatuido por el Reglamento que se redactó con ese fin, el derecho consuetudinario fijó por su parte reglas de refinada urbanidad, según las cuales, si alguno carecía de un vidrio de determinado color urgente para disfrazarse o para descubrir el verdadero color de alguien, podía recurrir inclusive a sus propios enemigos para que se lo prestaran, de acuerdo con su necesidad del momento, como sucedía entre las naciones más civilizadas.

Sólo el León que por entonces era el Presiente de la Selva se reía de unos y otros, aunque a veces socarronamente jugaba también un poco lo suyo, por divertirse. De esa época viene el dicho de que

todo Camaleón

es según el color del cristal con que se mira.

Publicado en girando, Libros, Sensaciones, Vértigo | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Haciendo años nuevos

d4ae6-cambios5b15dHoy es un buen día para resucitar poetas y poemas. Por lo único que me gustan estas fiestas es por poder hacer lo que me da la gana, sin horarios, sin compromisos más días seguidos sin horario laboral. Es una suerte librarse de las ataduras sociales.  No sabría vivir de otra manera.

En cualquier caso este año noté mucho menos “alboroto” de felicitaciones y deseos y, lo poco que llegó por las redes, era más comedido y con menos ganas que nunca de chascarrillos más o menos graciosos.sistemacambiante

No sé si nos hacemos mayores o simplemente nos hemos cansado de decir lo mismo a sabiendas de que el nuevo año no va a cambiar nada de nada porque el sistema que padecemos es el mismo.

Tal vez lo sabemos porque nos hacemos mayores, en realidad.

Así que me quedo en la poesía. Con la mejor poeta.

TODO EL PASADO

Todo el pasado se quiere apoderar de mí
y yo me quiero apoderar del futuro,
me dislocan la cabeza para que mire atrás
y yo quiero mirar adelante.

No me asustan la soledad y el silencio,
son los lugares preferidos de Dios
para manifestarse.

Mi eterna gratitud a los que me quieren,
siempre les recordaré a la hora del sol.

No puedo detenerme,
perdonad, tengo prisa,
soy un río de fuerza, si me detengo
moriré ahogada en mi propio remanso.

(Gloria Fuertes)

A ver si un año de estos lo hacemos nosotros realmente nuevo y no defrauda.

Publicado en girando, Palabras, Poemas, sentimientos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los votos nos delatan

Cada día cuando abro la prensa, pero sobre todo las redes sociales, me encuentro con noticias que los medios tratan como si salieran inesperadamente  de la nada. Como si de pronto el país se hubiera vuelto loco  y los crímenes contra los refugiados, los asesinatos del machismo, los robos de los políticos, las leyes que eliminan derechos, salarios, educación y sanidad, fueran algo de hoy mismo. Y resulta que no, que hemos trabajado duro para llegar a donde estamos, especialmente desde que nos hemos hecho europeos con todos los recortes que ello conlleva.resumen_edicrt20161226_0001_3

No es la primera vez que los que mandan dan medallas a toreros, expulsan, matan y torturan refugiadxs, se hacen la foto  típica de nochebuena  “somos güenos” con desfavorecidos que desaparecen de nuestro entorno a continuación sin dejar rastro y no volvemos a saber nada de ellos. munanvarra

No es la primera vez que el psoe nos traiciona y asume las maneras  y el fondo de la derecha franquista que supuestamente combate. Concretamente en Asturias su unión y reparto de poderes con el pp llevamos padeciéndola desde el principio de la democracia ésta.

Llevamos cuarenta años de democraciafranquista y las historias se repiten año tras año. Cosas que olvidamos cual peces en pecera y  cuando llega la hora de votar volvemos a hacerlo por quienes nos han traicionado descarada y descarnadamente.  Y luego nos atrevemos a decir que si “piensan que somos tontos”. Si lo hacen, que no me extraña nada, está muy bien pensado. Somo tontos. Patéticamente tontos. Los votos nos delatan.

No, no  es la primera vez que se repite la historia y, en el instante mismo, gritamos, nos enfadamos, nos asombramos, nos disgustamos… incluso nos horrorizamos. Pero diez minutos más tarde volvemos a ver la misma noticia y las reacciones  son las mismas, como si no la hubiéramos visto antes, y cuando esa noticia se repite año tras año y en idéntica secuencia, volvemos a mostrar nuestras reacciones con expresión de sorpresa, enfado, asombro..

Donde estábamos estos cuarenta años en los que el poder fue cerrando todas y cada una de nuestras válvulas de escape hasta meternos en un corral con pastor eléctrico? En estos momentos ya hacen lo que quieren y desearon hacer todo este tiempo que nos estuvieron tanteando. Ahora están seguros.

Publicado en girando, Miedos, Noticias y política, Sensaciones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Otro Año Nuevo sin propósitos.

calvinSe acerca fin de año y dicen que tengo que hacer propósitos. Nunca se me ocurre nada.

Lo que si hago son limpiezas de cajones, estanterías… Pero para poder meter más cosas el próximo año. Además son días  de menos trabajo y es el momento de eliminar lo que no sirve.

Hoy le tocó el turno al primer cajón del despacho

Tiene cosas útiles como una grapadora, una libreta de anotaciones, caramelos de menta, liquidos para limpiar las manos  a lo largo de la mañana, nutrir los labios… y otras lúdicas como una radio, discos de Prince y un bote de chicles.  Falta un cargador del teléfono que acabo de prestar. Eso es lo que he dejado de momento en el cajón.

wp-1482497257377.jpgDebajo de los discos de Prince hay tres películas de Denys Arcand (El declive del Imperio Americano, Las Invasiones Bárbaras y la Edad de la Ignorancia). Es una trilogía cinematográfica imprescindible. También tengo CRAZY, Dragón Rápide, Ser o no ser, Nos miran, Match Point, Celébrity y O Brother. Una mezclilla de cosas para ver si, después de una charla intrascendente, a mis compis les podía interesar ver películas con cierta calidad. Pero no, me miraron como un bicho raro y desde el desconocimiento cinematográfico más absoluto, rechazaron cualquier posibilidad de ver nada(tengo un hijo/a y solo veo películas para niños, no tengo tiempo, no veo cine…..) Están en mi cajón desde entonces. Haré el propósito de llevármelas a casa y, algunas, volver a verlas.

Con libros ni lo intenté.

 Aquí no se habla de nada de lo que sucede fuera, ni bueno ni malo. Nada. Y, a veces, suelto el cebo y noto en sus miradas que estoy hablando otro idioma. Vivimos en distintas galaxias. Igual es que son más jóvenes y sus inquietudes son otras. No sé cuales, pero otras. Nunca las han manifestado.

Alguna es realmente peculiar y cuando la miro dudo que piense.

La semana tras el largo puente llegué y solo estaba abierto y con luz uno de los despachos. Saludé por su nombre  y le pregunté que tal el puente, mientras me dirigía al mío. Unos momentos después (es de actitudes lentas) se asoma a la puerta y me dice “cómo sabías que era yo la que estaba?. La miré incrédula “estaban todos los despachos cerrados y solo el tuyo tenía luz… fue fácil no crees?” “ay si, que tonta. Yo sería una mala detective”. Con vocecilla de niña pequeña.

La miré con una sonrisa de circunstancia sin decir nada.

Me faltan complicidades. Al final solo comento en casa, pero los dos ya nos sabemos y no descubrimos nada nuevo porque, además, estamos de acuerdo.

Recientemente he descubierto un blog de una chica de 17 años que vi crecer desde los cinco, ya era alguien muy especial, y me da vidilla ver sus comentarios sobre la vida y sobre  libros. O sea que no, no  es la edad.

Tal vez un propósito puede ser superar el día a día y que no me supere a mi.

Publicado en Entretenimiento, girando, Música, Palabras, sentimientos | 4 comentarios