Etiqueta: Juan Goytisolo

No critiques a tus enemigos que a lo mejor aprenden

Murió Juan Goytisolo. A estas alturas ya pasó la noticia y sus restos descansan en Larache, al lado de su amigo Jean Genet. Ambos referentes de mis lecturas. Juan desde 1976 y Jean Genet 10 años después de la mano de mi mejor amigo, Marino. Ambos fueron lectura obligada que llenaron horas y horas de  largas charlas placenteras.

En 1976 revisando la biblioteca de un conocido tropecé con “Señas de identidad” y cuando vio  que yo lo hojeaba interesada me dijo ” Si te apetece  llevátelo, te lo regalo. Me lo trajeron cuando estuve en el hospital y no fui capaz de pasar de la tercera hoja”. Yo tenía referencia del autor gracias a mi maravilloso profesor de literatura de COU, Jose Bolado que , como ya dije, abrió mis ojos y mi mente con su lista de autores españoles imprescindibles (Carranque, Goytisolo, Felipe Trigo, Max Aub, Valle Inclán, Baroja, Sender..) que grabados en mi cabeza los buscaba en librerías, bibliotecas  e, incluso, en las estantería de conocidos. Algunas veces con mucho éxito, como  este primer libro que cayó en mis manos, y desde entonces no pude ya prescindir de su obra. Durante años alrededor de la fecha de mi cumpleaños  salía a la venta un libro suyo y se convertía en el regalo más deseado.

Ahora que Juan ya no está puedo escuchar sus palabras en entrevistas grabadas, leer uno a uno sus libros de nuevo, ver la magnífica serie Alquibla que me puso en contacto con Luis Delgado, su músico, mi músico favorito con quien viví algunas anécdotas divertidas y a quien aprecio profundamente por lo que hace y como lo hace.

O sea que Juan sí que está, sigue aquí. Lo vi por primera vez en los cursos de verano del Palacio de la Magdalena de Santander, en 1982, y fui incapaz de acercarme a él porque no se me ocurría nada medianamente coherente que decirle. Estaba solo esperando la hora de su curso, al que asistí desde fuera del aula, desbordada de gente. Fue toda una experiencia (me encantaba su voz) inolvidable. Para entonces ya había leído varios de sus libros de la primera época.

En 2004 asistí a su conferencia en la Universidad de Oviedo y, por fin pude estrechar su mano  y pedir que me firmara su último libro “Telón de boca“. No era plan llevarlos todos. Estuvimos unos momentos hablando distendidamente  con él y,  mirando a uno de mis amigos, le preguntó si era turco. Guapo Arturo!.

El último libro de Juan Goytisolo, de poemas, me lo regaló, una vez más, Marino “Ardores, cenizas, desmemoria” (2012)

Mi agradecimiento por haber coincidido en parte de su tiempo y proporcionarme textos impagables con su mirada sobre sí mismo y sobre la realidad de nuestro país, no tiene límite.

Anuncios

feliz 2013?

ellibrorojodelcoleTengo la costumbre de hojear los periodicos y guardar las páginas que encuentro que parece interesante, que no son muchas, y un buen día recoger los recortes, leerlos y decidir si me los quedo o no. Por aquello de hacer  limpieza de papeles .

Los artículos de Juan Goytisolo los guardo  online,  pero asi y todo también van al archivo del papel  y los leo con calma  en cualquier momento porque son atemporales. En el, hoy ya complaciente y tolerante con Rajoy, diario El País del 22 de julio Juan Goytisolo publicó uno más de sus lúcidos y brillantes artículos. Ya sé, no soy imparcial ni objetiva.. pero quién quiere serlo?. Es brillante!.

Pues sigo. El articulo bajo el título “Hemos vivido un sueño” analiza la trayectoria de nuestro país siempre en el furgón de cola del progreso, pero a la cabeza del despilfarro y el delirio de grandeza que cuajó en la era Aznar y cuyo símbolo máximo de cutrez, despropósito y derroche fue la boda de su hija con un señor del que nadie se acuerda últimamente y sin embargo tengo la sensación que  no se queda por detrás de Urdangarín ni mucho menos. Parece que Aznar tiene más poder que el Rey en estos momentos. A lo mejor solo lo parece.

Una de las cosas que más llamó mi atención, aunque no sé si tengo ganas de leer lo que va a confirmar mis sospechases, fue  su cita de el libro El Declive de los Dioses, de Mariano Guindal  que recoge una entrevista, vísperas de las elecciones de 2004 con el que sería Ministro de Industria de Zapatero, Miguel Sebastián, en la que declara “Menos mal que no vamos a ganar porque la que viene sobre España es gorda. Tenemos una burbuja inmobiliaria y es inevitable que estalle y cuando esto ocurra se lo va a llevar todo por delante, incluyendo los bancos”

Ahora tenemos todas las evidencias  y entonces lo presentíamos, pero verlo confirmado con las palabras exactas de lo que pasó en 2011 dichas en 2004 tiene mucho valor. No hace mucho que este ex ministro salió en una programa televisivo que  intenta vendernos  la realidad “tal y como es”, diciendo cosas similares, pero la fecha de las palabras es la que les da carácter.

Y la pregunta inevitable es, si lo sabían por qué no hicieron nada para solucionarlo? Hay mil respuestas pero recuerdo un dicho  del pueblo que dice “el que venga detrás que arree”… y me temo que eso dijo el optimista Zapatero que aguantó casi dos legislaturas con la sonrisa en los labios sin inmutarse cuando todos estábamos viendo la hecatombe mientras manteníamos el tipo también.

Y ahora no salimos del estupor. Estupor paralizante que nos lleva a la resignación y la frase que más  repelús me causa “es lo que hay” y, como en el juego infantil de los dedos de la mano “este cogió un huevo, este lo frió..”. etc, etc. llegamos a quien se lo comió, pero en realidad no sabemos quien es el responsable de lo que pasa y, como asegura Goytisolo, los ciudadanos ya no distinguimos entre el partido que originó la ruina y el que la tapó. ¿Estaremos ciegos o  es que en realidad no hay demasiada diferencia?

¿Seguiremos diciendo entre copas !feliz 2013! ,y aguantando resignadamente los recortes, sin exigir responsabilidades a los que nos condujeron hasta aquí y a los que sacan partido de esta situación sin luchar por defender nuestros derechos?

Dejemos de resignarnos y engañarnos y empecemos en serio a pelearnos por lo que es nuestro. Resignación por que?